Barcelona sigue goleando hasta sin Messi

En su visita al Sporting de Gijón, el Barcelona no perdió la costumbre de golear a sus contrincantes y esta vez venció en El Molinón con un marcador 5-0. Primer partido con un Lio Messi lesionado, en el que el cuadro blaugrana alcanza una seguidilla de sus últimos seis encuentros ligueros como visitante, todos ganados.

Barcelona sigue goleando hasta sin Messi

El Barcelona acabó goleando al Sporting que durante muchos minutos plantó cara al conjunto azulgrana, pero terminó desfondado cuando le fallaron las fuerzas y además se quedó con un hombre menos, lo que le hizo ser víctima propiciatoria de las estrellas azulgranas.

El Barcelona tardó media hora en romper un partido en el que el Sporting plantó cara los primeros minutos e, incluso, tuvo tantas oportunidades como los azulgranas, pero dos acciones de calidad individual de los visitantes decantaron el resultado.

Abelardo sorprendió con la posición de Lora, al que situó en el lateral izquierdo dejando en el derecho a Lillo, mientras que el resto del equipo fue el habitual de las primeras jornadas en El Molinón, mientras que Luis Enrique dejó en el banquillo a Iniesta y Rakitic e introdujo en el once inicial a Busquets, que había sido duda durante toda la semana.

Los primeros minutos fueron de lucha por el centro del campo en el que se peleó con intensidad hasta que el minuto 8 Rafinha recibió el balón y encaró a Lora, que le frenó en un claro agarrón que supuso una tarjeta y una falta muy peligrosa que Neymar estrelló sobre la barrera.

La mejor ocasión local llegó en el minuto 18, cuando Ter Stegen salió a blocar por alto un balón al borde del área y al caer lo hizo fuera, por lo que árbitro señaló falta que tiró Víctor Rodríguez, también sobre la barrera.

El Barcelona fue poco a poco haciéndose con el control del partido y llegando con más peligro, con dos disparos de André Gómes en apenas un minuto que fueron los prolegómenos del primer gol visitante.Este llegó en un pase por alto de Arda Turán sobre la internada de Luis Suárez, que puso en evidencia a toda la defensa rojiblanca y luego tocó lo suficiente como para eludir la desesperada salida de Cuéllar para marcar a placer.

Sin apenas tiempo para recuperarse del gol, el Barcelona marcó el segundo tras una internada deSergi Roberto, que puso un centro medido a la cabeza de Rafinha, autor de un gran remate también ante una defensa que pudo hacer algo más.

Los dos goles desfondaron a los locales, que pasaron los últimos minutos de la primera parte en su propio campo defendiéndose de las acometidas azulgranas, que no obstante jugaba a medio gas salvo contados arranques de Neymar, que se movió por todo el campo como quiso.

El Sporting salió con fuerzas renovadas tras el descanso y jugó sus mejores minutos del partido hasta el punto de que el Barcelona pasó muchos minutos en su propio campo, ya que los gijoneses presionaban su salida con el balón y robaban bastantes.

No obstante, los locales no creaban peligro más allá de un disparo de Víctor Rodríguez que Ter Stegen envió a córner momentos antes de que los dos equipos se enzarzasen en algunas brusquedades protestadas por el público.

Abelardo retiró del campo a Moi Gómez, que venía de un par de semanas de baja por sobrecarga, y a Cop, agotado por el esfuerzo realizado, dando entrada a Carlos Castro y Ndi, a lo que respondióLuis Enrique sustituyendo a Busquets y Luis Suárez por Denis Suárez y Alcacer.

El Sporting se quedó en inferioridad tras la segunda amarilla de Lora, por una entrada a Sergi Roberto cuando aún quedaban 17 minutos para el término del partido, lo que supuso el debut en El Molinón del cedido Douglas.

El ímpetu local se frenó y el Barcelona sin esforzarse demasiado acabó goleando con otros tres goles en apenas 10 minutos obra de Neymar (dos) y Turán, dejando en evidencia a la defensa local en las tres acciones.

 

Deja un comentario