“Bebo” Pérez está entusiasmado con su participación en el Clásico

Aunque no será el receptor titular de Cleveland, el atleta no se perderá por nada la oportunidad de jugar en el torneo mundialista

“Bebo” Pérez está entusiasmado con su participación en el Clásico

La decisión de los subcampeones Indios de Cleveland en cuanto a quién será el receptor titular para el 2017 está tomada, y el boricua Robert “Bebo” Pérezregresará a su rol de suplente de Yan Gomes, tras concluir el 2016 como regular.

Lo anterior no le preocupa ni molesta al receptor mayagüezano, quien salió del anonimato en la postemporada del 2016 gracias a su ejecución detrás del plato para contribuir a que su equipo llegara hasta la Serie Mundial. Pérez asegura estar preparándose para ponerse los aperos cuando la dirección de los Indios así lo entienda pertinente, pero sobre todo le ha puesto mucha más pasión a los entrenamientos ante el importante compromiso que tiene con su país en el venidero Clásico Mundial de Béisbol.

Ese es el reto que tiene ahora por delante el receptor de 28 años que fue seleccionado para formar parte del equipo de Puerto Rico junto a los también receptores Yadier Molina y René Rivera. “Hay cosas que yo no puedo controlar. Yo sé que me preparé para este 2017. Sé que será un año de grandes cosas para mí”, dijo Pérez, rechazando de plano que los Indios le hayan puesto presión para que se quedara en los entrenamientos de los Indios en Arizona en lugar de irse a jugar en el Clásico Mundial.

“No puedo controlar esas cosas, lo que la organización pueda hacer. Yo voy a representar a Puerto Rico en el Clásico y voy a aprovechar esta oportunidad”, afirmó.

En el pasado, las organizaciones de Grandes Ligas han ejercido presión, ya sea directa o solapada, para que sus jugadores desistan de jugar en el Clásico Mundial. Ha ocurrido con jugadores puertorriqueños y de otros países en el pasado, cuando les prometen espacios en la plantilla, condicionado a que permanezcan en los entrenamientos primaverales.

Pero Pérez sonó firme en su planteamiento. Reconoce que tiene un compromiso con su organización, pero a la vez no quiere dejar pasar su primera oportunidad de ponerse el uniforme de su país en un evento de este calibre.

“Yo recibí permiso de la organización. Ellos saben cuán importante es para mí representar a mi país. Me siento bien orgulloso de eso. Voy a jugar por mi país”, recalcó.

Hace unos días, el dirigente de los Indios, Terry Francona, adelantó que pese al valioso desempeño de Pérez durante la pasada postemporada, la posición quedará en manos de Gomes, nacido en Brasil.

De hecho, fue al propio Gomes a quien el boricua le arrebató la posición luego de que el brasileño diera señales de no estar recuperado de varias lesiones que sufrió.

“Eso no me crea una presión adicional. Yo me he preparado mentalmente para estas situaciones. Independientemente de que ellos tomen cualquier decisión, yo me preparé para jugar 150 juegos como lo hago todos los años. Yo estoy listo para ayudar al equipo en lo que ellos me necesiten. De eso se trata esto”, expresó Pérez.

El boricua reconoce que Gomes está bajo contrato hasta el 2019, y que, después de todo, es una pieza valiosa por su ofensiva.

“No me molesta. Si esa es la decisión que ellos tomaron (que él sea el suplente). Entiendo que él está firmado por contrato largo. Pero como dije, son cosas que no puedo controlar. No estoy molesto. Sé que algún día tendré la oportunidad de jugar todos los días. Para eso nos estamos preparando todos los años.  Sé que la oportunidad se avecina”, compartió.

Pérez participó en 61 partidos en el 2016. Apenas promedió .183, con tres jonrones y 17 carreras remolcadas.

Sin embargo, en la postemporada probó ser clave a la ofensiva. Bateó apenas .186 en las tres series de playoffs, pero pegó tres jonrones y remolcó siete carreras. Pero fue su trabajo detrás del plato y en el manejo de los lanzadores lo que causó el elogio de los especialistas en béisbol.

Pérez aseguró que el hecho de que no le hayan prometido la posición para este año, le servirá de motivación para la temporada que se avecina.

“Claro que sí. Eso me va a servir de motivación para levantarme cada día y seguir trabajando más fuerte. Eso me va a dar más ansias de seguir luchando”, dijo.

Por el momento, Pérez cuenta los días para unirse a la tropa borincana que participará en el Clásico Mundial en marzo próximo. Los boricuas se juntarán por primera vez el 6 de marzo en Scottsdale, Arizona, para su primera práctica. Debutan en el Clásico el día 10 de marzo ante Venezuela.

“Loco por ponerme ese uniforme de Puerto Rico y dar lo mejor mí, claro que sí. Son muy pocas las oportunidades de poder representar a tu país, pero desde el año pasado lo que he venido recibiendo son bendiciones. Más que un honor, esto es una bendición”, concluyó.

Leave a Reply