Complicadísimo panorama en la Serie del Caribe

Complicadísimo panorama en la Serie del Caribe

CIUDAD DE PANAMÁ – ¡Éxito total ha sido el sistema de competencia adoptado en esta Serie del Caribe!

La clasificación de los equipos en dos grupos nos trae hasta el último día de la ronda preliminar sin nada definido.

Ambas llaves se resolverán con los juegos del último día, a primera hora los Cardenales de Lara contra los Leñadores de Las Tunas y a segundo turno los ya eliminados Senadores de San Juan ante los anfitriones Toros de Herrera.

Pero no porque estén fuera de concurso, los boricuas serán presa fácil de los panameños, pues les quedará el orgullo profesional de no irse en blanco y salvar la honrilla.

Pendiente de ese encuentro estarán las Estrellas Orientales, pues en dependencia de quien gane o pierda, los dominicanos estarán jugando la final del domingo o haciendo las maletas para regresar a casa.

Las Estrellas le quitaron el invicto a los Toros en el choque del jueves con pizarra de 5-3 y si Panamá pierde terminaría con récord de 2-2, por lo que avanzarían los quisqueyanos con balance de 3-1.

Pero si Herrera vence a Santurce, serían los panameños los finalistas, al terminar igualmente con 3-1 y favorecerlos los criterios de desempate.

Igual de complicado se ve igual el grupo A, con los Cardenales y los Leñadores como únicos con probabilidades de llegar al partido decisivo del domingo.

Los Charros de Jalisco tenían que salir a matar a Lara y lo hicieron, al fabricar nueve carreras y llevarse el triunfo 9-4, para dejar su balance de anotadas y permitidas en cero (14-14).

El problema es que ese mismo balance de cero tienen cubanos y venezolanos, con un juego pendiente entre ambos.

Inevitablemente, uno de los dos ganará y romperá esa igualdad, por lo que a México no le alcanzó el esfuerzo.

Si los Cardenales, que ya vencieron a Las Tunas 1-0 en su primer duelo, vuelven a ganar, pueden guardar las calculadoras, pues terminarían con récord de 3-1, por 1-3 los cubanos.

Si son los Leñadores los vencedores, tendrán que hacerlo por un margen de al menos dos carreras, para dejar a los venezolanos en el camino y ser ellos los finalistas del domingo.

En resumen, los dos partidos fijados para la última jornada clasificatoria tendrán un sabor de semifinales, para complacer a quienes criticaron este nuevo sistema de calificación directa al choque decisivo.