Gary Sánchez aterroriza a los lanzadores de la Liga Americana

El espigado receptor dominicano ha causado sensación en el aspecto ofensivo desde que los Yankees decidieron ascenderlo en agosto a las Grandes Ligas

Gary Sánchez aterroriza a los lanzadores de la Liga Americana

Por Rubén A. Rodríguez

La gerencia de los Yankees de Nueva York tenía conocimiento que en su sistema de liga menor tenía en el receptor Gary Sánchez un producto con un gran potencial de desarrollo.

Lo que los directivos neoyorquinos jamás habían apostado era que ese talentoso jugador dominicano que estuvo casi deambulando en el sistema de liga menor causaría un impacto de gran magnitud desde el saque.

Sánchez. un receptor de 23 años, estuvo estancado en el sistema de liga menor por espacio de seis años hasta que la gerencia decidió darle una sacudida a su equipo mayor, transfiriendo veteranos para traer prospectos en cambio y brindándole oportunidad a su talento joven como fue su caso.

“Lo que hemos visto desde que está en Grandes Ligas es excepcional. Ha abierto los ojos de mucha gente”, dijo Josué Espada, coach de tercera base de los Yankees vái telefónica desde Kansas City, donde la novena de Nueva York jugaba anoche ante los Reales.

La actuación de  Sánchez respalda las palabras de Espada. Sánchez se ha convertido en una sensación desde que fue ascendido a principios de agosto. Sus habilidades con el madero nunca habían sido puesto en dudas. Lo que los Yankees no esperaban ver esa sensacional racha de jonrones.

En seis campañas en las Menores, Sánchez acumuló un promedio de por vida de .275 con 99 jonrones y 428 carreras remolcadas, estadísticas respetables pero muy distantes de ser espectaculares. Sin incluir el partido de anoche, Sánchez había pegado 11 vuelacercas. Diez de ellos desde el 16 de agosto.

Su aportación ofensiva ha sido determinante y puntal en el despertar de los Yankees en este mes. Nueva York se ha metido en la pelea por el segundo comodín de la Liga Americana al hilvanar marca de 13-10 desde que Sánchez fue integrado en la alineación.

“Sabíamos de su habilidad para batear. Lo había enseñado desde las Menores. El signo de interrogación era su defensa, llamar juegos, que de hecho ha mejorado muchísimo”, dijo Espada.  “Los números de jonrones es lo que ha impactado. La consistencia para batearlos”, agregó el entrenador puertorriqueño.

Sánchez, quien jugó un partido con los Yankees en mayo antes de su ascenso en agosto,  promedia durante la temporada para .383 (36-94) con 21 carreras remolcadas y 11 cuadrangulares. Su OPS es de 1,267 y tiene slugging de .819. Su OBP es de .448. En agosto -sin incluir el juego de anoche- su promedio fue de  .400.

“Para mí lo que ha hecho es increíble. Lo ha hecho tan pronto. Nos emociona mucho verlo. Son muy pocos los que han hecho lo que Sánchez ha podido lograr en el primer mes de su carrera. Receptores como él son difíciles de conseguir. Lo tenemos y por muchos años. Es un catcher que te puede cambiar el juego y es tan joven”, añadió el exjugador del cuadro sobre Sánchez, quien recientemente pasó a ser el primer novato en la historia que gana dos veces seguidas el premio de Jugador de la Semana.

De hecho, Sánchez se convirtió en el jugador que más rápido alcanzó los primeros 11 jonrones en la historia de las Grandes Ligas.

Hecho histórico

También colocó su nombre entre varios grandes en la historia de la franquicia de los Yankees. Es el cuarto jugador de esta franquicia que más carreras ha remolcado en los primeros 25 partidos. Joe DiMaggio es el primero con 26, Shane Spencer y Mickey Mantle le siguen con 22.

Trabaja con su defensa

En tanto, en la defensa, Sánchez ha hecho un trabajo positivo. Su promedio de fildeo es de .994 -apenas un error-. La efectividad de los lanzadores Yankees cuando está detrás del plato es de 4.63.  Su porciento sacando corredores está en 46.7 por ciento.

Espada está consciente de que no todo resultará color de rosas para el jugador nacido en Santo Domingo.  A medida de que tome más turnos y los lanzadores contrarios lo vean, vendrán los ajustes y saldrán a flote las debilidades. Espada  asegura que se estará trabajando sobre ello con el tiempo y en la medida  de que el talentoso jugador adquiera más experiencia.

“Estamos esperando que los pitchers comiencen a hacer los ajustes para que él los haga con ellos. Tendrá que saber hacer los ajustes. Lo que no puede permitir que los problemas ofensivos se los lleve a la defensiva”.

Por su parte, el dirigente de los Yankees, Joe Girardi tuvo frases de elogio para su prospecto.

“Es el mejor comienzo que he visto. Él ha continuado haciendo bien los swings. Parece que le está dando  en el centro a cada pelota que conecta. Recibe sus lanzamientos y ahora mismo no los está fallando”, dijo el mentor en una entrevista reciente con ESPNDigital.

¿Será Sánchez un bateador de 40 jonrones en las Mayores?

“Esos son números grandes”, contesto Espada. “En la evaluación que tenemos de Sánchez es que será un bateador entre 20 a 25 jonrones”, concluyó.

Deja un comentario