Jairo Asencio: “De lograr esta meta, se lo dedicaría a mi madre”

El cerrador de los Tigres está a 12 rescates de convertirse en el máximo líder de ese renglón en la Lidom

Jairo Asencio: “De lograr esta meta, se lo dedicaría a mi madre”

A sus 33 años, Jairo Asencio está va en ruta a convertirse en el rey de los salvamentos en el béisbol dominicano. Con la seguridad depositada por su fe en Dios y en plenitud de sus condiciones, busca lograr esta hazaña para dedicársela a su madre, que no está físicamente, pero que desde el cielo, él entiende que cuida sus pasos.

Desde que falleció Dulce María, madre del cerrador del Licey, dice que ha atravesado duras batallas, aunque sin caer en el abismo, pues él entiende que su madre siempre le aconsejó que no podía dejarse caer, porque sobre sus hombros está su familia.

“De lograr esta meta, se lo dedicaría a mi madre. Ella falleció en el 2010. Siempre me dijo: ‘Nunca mires hacia atrás’. Desde ese entonces, creo que soy un nuevo Jairo, aunque no fue fácil”, dijo Asencio, quien es padre de siete hijos.

“Ella murió yo estando al lado de ella. Me recuerdo que jugaba para los Toros en ese momento, pero ella me llamó temprano, dijo que me quería ver. Cuando llegué, me agarró la mano y ahí falleció. Sufrí mucho, hasta el fin de hoy. Mi madre murió en mis manos”, expresó Asencio con voz entrecortada y consternado, que no quiso revelar cuál fue la causa de la muerte.

Con su madre cuidándolo como un “ángel guardián” y con el mismo entusiasmo de un joven que firmó con los Piratas en el 2001, más la experiencia de uniformarse con seis equipos de Grandes Ligas, así llega todos los días el derecho del Licey al estadio Quisqueya, con mucho dinamismo y amor por su trabajo para lograr una proeza en su vida y así enaltecer la memoria de su progenitora.

El nativo de Sabana Grande de Palenque posee 77 rescates de por vida en la liga dominicana, y ahora se encuentra a 11 del líder Ramón Arturo Peña (88). “Para mí significa mucho, las carreras a veces son cortas. Y le doy gracias a Dios por seguir esa bendición de jugar béisbol. Quiero romper el récord de salvamentos en la Lidom “, expresó Asencio a elCaribe.

El quisqueyano comenzó su carrera en el torneo invernal en el 2010, luego llegó a las filas del conjunto añil en 2013-14, donde desde entonces se ha convertido en un as del relevo. “Le doy gracias a Dios ante todo porque las cosas ahora mismo me están saliendo bien.

Le agradezco a la gerencia que me ha dado la oportunidad”, manifestó Jairo, quien hasta la jornada de ayer de la pelota invernal encabezaba el departamento de rescates con nueve. Con 14 temporadas de experiencia, tanto en Ligas Menores (10) como en las Grandes Ligas (4), Asencio aún entiende que posee el arsenal suficiente para retornar al Big Show.

“Estoy todavía aquí activo, tratando de buscar una oportunidad de la Gran Carpa. Este año solo practiqué. Mi mente estaba en practicar aquí para venir a hacer el trabajo y buscar contrato, sea en los Estados Unidos o en otros países”, dijo el derecho, quien debutó en las Mayores el 22 de julio de 2009.

Deja un comentario