José Reyes ha brindado su energía esperada a los Mets

"Aquí es donde él se crece", expresó Collins acerca de Reyes. "Se crece en este ambiente y eso es lo que brinda. Muchos jugadores pueden sentirse intimidados aquí. José no. Su presencia en el clubhouse ha sido de gran impacto".

José Reyes ha brindado su energía esperada a los Mets

Nathalie Alonso / LasMayores.com

NUEVA YORK – El lunes por la noche, José Reyes volvió a exhibir los atributos – velocidad y dinamismo, entre otros – que motivaron a los Mets a traerlo de regreso a Queens.

En el octavo inning del primer partido de la serie ante los Marlins en el Citi Field, con Nueva York perdiendo por 1-0, el dominicano conectó un doble, avanzó a la tercera base con un elevado y luego se tiró de cabeza para anotar la carrera del empate gracias a un pitcheo desviado de A.J. Ramos, con quien tuvo una colisión en el plato. Reyes se veía adolorido y demoró en levantarse, pero permaneció en el juego.
Los Mets, que al igual que los Marlins se encuentran en plena pelea por los Comodines de la Liga Nacional, ganaron el partido por 2-1 en 10 entradas con un jonrón de oro del cubano Yoenis Céspedes, quien describe a Reyes como “una bujía inspiradora”.

“José Reyes es un pelotero que a cualquier equipo le gustaría tener”, expresó Céspedes. “Creo que desde que él llegó, la motivación del equipo ha subido mucho, no solamente en el clubhouse sino en el terreno también”.

 

Dijo Reyes, “Sé que no es fácil venir con una buena actitud todos los días al trabajo, pero eso es lo que trato de traerle a los muchachos, mucha energía. Eso es sumamente importante en una temporada larga”.

A Reyes se le puede considerar “el hijo pródigo” de los Mets. El quisqueyano hizo su debut como ligamayorista con Nueva York en el 2003 y fue en la Gran Manzana que se afianzó como uno de los mejores campocortos de Grandes Ligas, con fama de ser un dolor de cabeza para los pitchers contrarios por su velocidad y astucia en las bases. Como muestra de ello, Reyes es el líder de todos los tiempos de los Mets con 102 triples y 376 bases robadas. Luego de ser convocado a cuatro Juegos de Estrellas y ganar un título de bateo como integrante de los Metropolitanos, Reyes se marchó de Nueva York después de la temporada del 2011 al firmar como agente libre con los Marlins, equipo que lo canjeó a los Azulejos previo a la campaña del 2013. En el 2015, Toronto lo envió a los Rockies.

El regreso de Reyes con los Mets este año se produjo bajo circunstancias lamentables; el oriundo de Santiago firmó un contrato de liga menor con el club el 25 de junio, dos días después de haber sido dejado en libertad por Colorado luego de haber cumplido una suspensión de 51 juegos bajo la nueva política de violencia doméstica de Major League Baseball. Ante tal situación, el veterano representaba una interrogante.

“No me lo creo, que estoy de vuelta aquí donde empezó mi carrera, en Nueva York”, dijo Reyes, cuyo contrato con los Mets incluye una opción del club para el 2017. “Súper emocionado y súper contento de estar aquí y más emocionado a esta altura del juego estar compitiendo por un lugar en los playoffs. Como jugador, eso es lo que tú quieres. Ya yo estoy al final de mi carrera y eso es lo que yo quiero, ir a los playoffs”.

El manager Terry Collins, quien tomó las riendas de los Mets en el 2011 (la última temporada de la primera estadía de Reyes con el club), considera que la experiencia y la comodidad del veterano en Nueva York hace muy valiosa su presencia.

“Aquí es donde él se crece”, expresó Collins acerca de Reyes. “Se crece en este ambiente y eso es lo que brinda. Muchos jugadores pueden sentirse intimidados aquí. José no. Su presencia en el clubhouse ha sido de gran impacto”.

Además de aportar ánimo, Reyes ha dado batazos claves por los Mets desde que se integró al equipo grande el 5 de julio. El veterano de 33 años de edad llegó a la acción del martes bateando .281 con 13 remolcadas, tres triples, cuatro cuadrangulares y 23 carreras anotadas en 32 compromisos, todos como primer bate. (Perdió aproximadamente dos semanas por una lesión un músculo oblicuo.) Su velocidad – Reyes encabeza el equipo con seis bases robadas – era un elemento que le faltaba a los Mets.

Ante la ausencia del capitán y antesalista de los Mets, David Wright, quien fue operado del cuello en junio, Reyes también se ha adaptado con facilidad a la tercera base, posición que jamás había defendido a nivel de Grandes Ligas previo a esta temporada. En 191.0 innings como antesalista, ha cometido apenas un error defensivo. También ha disputado 90 episodios como torpedero, su posición original.

“Lo ha hecho todo”, dijo Collins con respecto a Reyes. “Es tremendo atleta. Se mantiene en excelente forma. Es cierto que tiene algunos años más, pero eso no significa que no sea capaz de jugar. Quizás antes era tan veloz que ahora se ve un poquito más lento. Trae energía. Es un jugador bueno.

“Ha jugado una buena tercera base. Para un jugador que nunca había visto acción ahí, lo ha manejado muy bien. Ahora mismo, es difícil sacarlo del lineup porque aporta al equipo exactamente lo que nos hacía falta: alguien en la parte alta del orden ofensivo que sea capaz de fabricar carreras. Ha conectado algunos jonrones, pero sabes que cuando llega a la primera base hay buenas posibilidades de que anote.

“Rebosa de energía. Se está divertido…siempre está sonriendo. Eso es difícil de hacer aquí”.

Deja un comentario