Lino Rivera no se considera ‘Mister Final’

Sin embargo, el piloto puertorriqueño dirigirá hoy en su octava serie final al mando de un equipo cuando salga al frente de las Águilas Cibaeñas ante los Tigres del Licey en la serie final de la pelota dominicana.

Lino Rivera no se considera ‘Mister Final’

El dirigente Lino Rivera ríe cuando se le pregunta si se le puede poner de nombre ‘Mister Final’ en referencia a la cantidad de series finales a las que conducido a sus equipos, independientemente de la liga profesional en la que trabaje.

Luego de reírse, el boricua Rivera que comenzará a dirigir hoy en la final de la Liga Dominicana con el poderoso equipo Águilas del Cibao, no afirma a la pregunta. Su respuesta fue sencilla, humilde y consistente con las que ha dado anteriormente.

“Me lo han dicho en todos estos lugares. Aquí (República Dominicana), en Puerto Rico, en México. Hemos llegado ocho veces a las finales. Es una bendición. No ha sido fácil. Pero me han puesto con buenos equipos”, respondió.

Rivera comienza hoy su segunda final en la Liga Dominicana, luego también de alcanzar esa etapa en la temporada 2015-16 con los también tradicionales, Tigres del Licey, con los que ganó además el premio Dirigente del Año, a quienes enfrenta de paso en la final.

La final entre los Aguiluchos y los Tigres será la número 20 entre estas dos novenas emblemáticas del béisbol dominicano y entre las cuales se divide mayormente la lealtad de los fanáticos en la República Dominicana. El Licey ha ganado 11 y el Cibao nueve. Éstos últimos, sin embargo, no ganan la final hace nueve años. Rivera espera guiarlos con su mano maravillosa a cambiar esa suerte.

 
“Tenemos un equipo talentoso. Si cogemos la bola y limitamos los errores corriendo bases, va a ser una gran serie y veo mis posibilidades muy grandes”, dijo Rivera a Primera Hora.

Sería su primer título en Dominicana y lograría coronarse campeón en una tercera liga del Caribe, ya que anteriormente ganó en Puerto Rico y en México. El exlanzador profesional además ha ganado cetros en la Liga de Béisbol del Verano de México. En Puerto Rico ganó cetros con los Gigantes de Carolina y Criollos de Caguas, y además comandó también a una final a los Indios de Mayagüez.

De las ligas invernales que participan en las Series del Caribe, donde Rivera aún no ha dirigido es en Venezuela y Cuba. 

Pero en donde quiera que Rivera ha sido nombrado, sí se han probado sus conocimientos para llegar a las finales y ganar éstas. Esa cualidad, sin embargo, no debe confundirse con que el dirigente riopedrense no se tiene que probar cada año, dijo Rivera.

Lo que su récord ganador le provee, tal vez, es una ‘handicap’, como él le llama al espacio de tolerancia que su resumé crea en las gerencias de los equipos.

“Creo que sí”, afirmó a la pregunta en torno a que aún debe probarse como dirigente. “Haber logrado los campeonatos en Puerto Rico y aquí entrar a la final te da un ‘handicap’. Te da más chances durante el fracaso. Es una ventaja que les llevo a los managers jóvenes, que son más pacientes conmigo. Aquí ha sido difícil, pero siempre voy con mucha confianza y trato de transmitirlo siempre”, agregó.

Dijo que tiene muchos amigos dominicanos que lo apoyan allá y acá. Son amigos que no han tapado el cielo con las manos porque le han advertido al boricua que el lugar que ocupa es difícil de retener.

Uno de esos amigos dominicanos lo es el exdirigente de las Grandes Ligas con los Indios de Cleveland, Manny Acta. 

Fue Acta quien en el 2015-16, cuando era gerente general de los Tigres del Licey, llevó a Rivera a dirigir esa novena. Y fue Acta, ahora como vicepresidente de operaciones de las Águilas, quien llevó a Rivera a dirigir al Cibao. 

“Es una relación extraordinaria. Es una persona que, honestamente, va más allá de lo laboral. Tenemos una amistad de familia, hemos compartido muchos momentos importantes. Mi estadía en Dominicana es una buena debido a él”, reconoció.

Rivera también está haciendo ‘amigos’ nuevos con los logros que sigue obteniendo. Ha recibido ofertas de Grandes Ligas para trabajar como escucha. Major League Baseball también le ha ofrecido trabajo como adiestrador.

“Pues fíjate que sí me ha abierto puertas en Estados Unidos. Son ofertas que estoy considerado”, acotó.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.