Luis Urueta acepta dirigir al Licey con responsabilidad y sin miedo

Luis Urueta acepta dirigir al Licey con responsabilidad y sin miedo

SANTO DOMINGO – A poco de ser nombrado como manager, Luis Urueta se declaró contento con la oportunidad de pertenecer a la familia del Licey, reto que dice asumir con la responsabilidad que amerita y sin miedo para seguir trabajando por tratar de retener la corona en la temporada 2017-2018 del béisbol invernal dominicano.

Aunque entiende que el coach de pitcheo Wellington Cepeda era la primera opción para el cargo, para el que también se evaluó a Audo Vicente, el colombiano afirma que lo más complicado era obtener el permiso de Arizona Diamondbacks.

La complicación radica, explicó, en que tanto Cepeda como él trabajan a tiempo completo para Arizona y muestra de ello fue, que él (Urueta) no pudo estar durante toda la postemporada con los Tigres, por compromisos con la organización de la Liga Nacional del béisbol de las Mayores.

“Pero se habló con ellos (los Diamondbacks) y se negoció el poder estar en el torneo y (estoy) contento con la oportunidad de pertenecer a la familia del Licey y seguir trabajando para poder retener la corona”, dijo Urueta en entrevista con Enrique Rojas y Dionisio Soldevila, para Escandalo 102.5 FM en el programa radial “Grandes en los Deportes”.

En referencia a le evaluación de Cepeda, Vicente y él, indicó que en la campaña pasada se hizo buen trabajo con los Tigres “y lo ideal era que uno de nosotros tomara las riendas del equipo”.

Señala que asume el reto de dirigir a los felinos con responsabilidad, ya que así lo amerita la Liga dominicana. “Creo que es un béisbol de alta categoría, se aprende demasiado y también se aporte”, que fue su caso, junto con el entrenador de lanzadores Wellington Cepeda.

Capacidad de Cepeda

Ponderó la valía de Cepeda, “que no cabe dudas del coach de pitcheo que es; las habilidades que tiene y los conocimientos del juego, creo que han sido fundamentales para lo que se ha hecho en el Licey; creo que tenemos cosas buenas por delante y espero que se cumplan”.

“Wellington para mí era el candidato número uno para dirigir. Es una persona bastante capacitada para esto. En cuando al pitcheo, que es lo más importante para mí, siempre nos apoyamos en sus decisiones y evaluaciones y obviamente, estará con nosotros y toda la admiración para él”, acotó.

Dijo entender que todos los coaches que estuvieron el año pasado se mantendrán con el campeón, como Joel Noboa (ya confirmado como coach de bateo), D’Ángelo Jiménez, Timo Pérez, José –El Tío- Mercedes, Héctor De la Cruz, Manny Martínez, Silvestre Campusano…

“Todos hicieron un excelente trabajo y me ha sorprendido mucho la manera de cómo trabajan y cómo se dirigen a los muchachos: creo que todos estaremos ahí”, sugirió.

Preguntado si al momento que acordó con el Licey, valoró la manera tan fácil como suelden despedir dirigentes en la pelota invernal dominicana, Urueta dijo que, “no pienso de esa manera”, y que eso no le quita el sueño.

“El dirigente que piensa así, no se gana el respeto del pelotero”, sentenció.

Acotó que el béisbol es así, que como pelotero, fue “malo” y lo dejaron libre unas cinco o seis veces. “Esa etapa de mi vida la pasé; creo que uno tiene que estar positivo y seguro de lo que está haciendo”.

Explicó que si aceptó el reto, primero, es porque pertenece ya a la familia del Licey; y segundo, porque el equipo necesitaba un dirigente, y si Junior se lo pidió, aceptó el reto.

“Desde ya estamos positivos y si estamos con el Licey un mes, dos meses, uno, dos o tres años, los resultados lo dirán”, concedió.

Dijo que lo importante es que las cosas se hagan sin miedo. “Soy gran creyente de que el béisbol se juega sin miedo: el pelotero, el dirigente o inclusive el gerente o dueño de equipo que asume su cargo con inseguridad, creo que no tiene éxito”, asumió.

Leave a Reply