Marmolejos espera estár desde el principio en roster del Licey

Con 23 años, Marmolejos se desempeñó como tercer y cuarto bate con Potomac de la Liga de Carolina (Clase A avanzada), donde acumuló promedio de .286

Marmolejos espera estár desde el principio en roster del Licey

BASEBALL CITY, Boca Chica – Con su segundo premio en años seguidos a cuesta, como Mejor Jugador en Ligas Menores de la organización Nacionales de Washington, José Marmolejos-Díaz se integró temprano a las prácticas de los Tigres del Licey, con la expectativa de estar en roster desde el primer instante y temer más participación que el año pasado.

Tomado en la segunda ronda en el sorteo de novatos de 2015, el primera base participó en tres juegos de la serie regular con los felinos, bateó de 9-3 (Ave .333) con un triple incluido, pero asegura que sacó buen provecho por la ligazón con los veteranos en la cueva azul, lo cual le ayudó en su actuación en las menores.

“Además de estar jugando, en el dogout hablaba con muchos de los veteranos, que me decían pequeñas cosas, las puse en práctica y me ayudaron bastante”, asegura el inicialista, que en 103 partidos en Clase A avanzada y 33 en Doble A acumuló 45 dobles, 13 cuadrangulares y cinco triples, remolcó 72 carreras y anotó 87, estadísticas que les indican como un bateador ideal para el espacioso Estadio Quisqueya Juan Marichal, hogar de los Tigres.

Afirma que en oposición al año pasado, cuando se integró tarde al club, siente mucho entusiasmo, “ya que estoy desde un principio (en los entrenamientos), veo las cosas cómo se mueven y hay mucho chance de que podamos estar (en el roster) desde el primer día de la temporada”, dijo a Sussy Jiménez para Licey TV, en la academia de Cincinnati, en Boca Chica.

Sobre el cuerpo técnico con el manager Pat Kelly al frente, con algunos coaches nuevos en el grupo, Marmolejos manifestó que “se ven muy unidos, saben lo que están haciendo, (hacen) un trabajo impecable, son humanos, saben por lo que ha pasado el pelotero y se nota…”.

Sobre su segundo galardón otorgado por Washington como su mejor jugador en las menores, expresó: “Fue una experiencia extraordinaria, fue una bendición ganar el premio por segundo año seguido, ya que hemos venido trabajando fuerte para que estas cosas se tomen en cuenta y conociéndome a mí mismo, trabajando fuerte, gracias a Dios conseguimos el premio de nuevo”.

Con 23 años, Marmolejos se desempeñó como tercer y cuarto bate con Potomac de la Liga de Carolina (Clase A avanzada), donde acumuló promedio de .286 (108 hits en 378 turnos), con 36 tubeyes, 11 vuelacercas, cinco triple. Impulsó 59 carreras, anotó 72, caminó 59 veces por bolas, se ponchó 85 veces. Su porcentaje de embasarse (PBP) fue .381, SLG .495 y el OPS .875.

Fue ascendido al Harrisburg de la Liga del Este (AA) y en 33 encuentros ligó para .299 (127-38), dos para la calle, nueve dobles, remitió 15 al hogar, anotó igual cantidad. Entre los dos circuitos recibió 64 bases por bolas, OBP de .370, SLG .475 y el OPS .845.

Deja un comentario