“Mi plan es venir a jugar duro”, Jorge Bonifacio

Primera selección del Licey en el sorteo de la LiDom de 2012

“Mi plan es venir a jugar duro”, Jorge Bonifacio

ASEBALL CITY, Boca Chica – Después de disputar su primera temporada entera en Triple A, su más alto nivel en el béisbol organizado, el jardinero Jorge Bonifacio se presentó el primer día disponible para jugadores de posiciones en los entrenamientos de los Tigres del Licey y con planes muy específicos.

“Mi plan es venir a jugar duro, hacer el mismo trabajo que realicé en los Estados Unidos y dar todo de mí para darle un nuevo campeonato a los Tigres del Licey”, expresó Bonifacio, quien en el Omaha, sucursal de los Reales de Kansas City, en la Liga de la  Costa del Pacífico (AAA), desplegó poder para 19 jonrones, 22 dobles, seis triples y remolcó 86 carreras, anotó 82, quinto mejor del circuito en los últimos dos renglones.

El hermano del capitán azul Emilio Bonifacio, junto a los jugadores del cuadro Diory Hernández, Emilio Guerrero, Miguel Gómez (primer pick azul de este 2016) y Juan Ortiz, más los lanzadores derechos Eduard Santos y José Valdespina, desafiaron la alerta amarilla y las intensas lluvias del lunes en el Gran Santo Domingo, para unirse a las prácticas en el complejo Baseball City, Boca Chica. Las prácticas del martes 4 fueron suspendidas por los efectos del huracán Matthew.

Primera selección del Licey en el sorteo de la LiDom de 2012, Jorge aseguró que tiene instrucciones de los Reales para jugar la temporada completa en el invierno dominicano, a menos que la misma organización disponga otra cosa en el transcurso de la misma, “pero hasta ahora estoy disponible para el campeonato completo”.

Explicó que como todos los jugadores, busca tener más disciplina en el plato, hacer más contacto con la pelota y mejorar en todos los aspectos del juego, hasta llegar a la meta propuesta (las Grandes Ligas).

-¿Podremos ver esta temporada muchas veces en la misma alineación a los Bonifacio por primera vez con el Licey? se le preguntó-. 

“Con el favor de Dios, así será. No he hablado con mi hermano, no sé qué él estará pensando, pero hasta ahora, eso es lo que quiero y lo que anhelo, jugar con él todo el tiempo que pueda en la alineación del Licey”, contestó.

Sobre una posible batalla por más juego en los jardines de los Tigres, por la presencia de Rymer Liriano, la posible integración de Domingo Santana, Mel Rojas Jr, Engel Beltré, más uno o dos importados, Bonifacio no ve tal competencia, sino que todos estén ahí y puedan ayudar al equipo a ganar “que es lo que cada uno de nosotros quiere y no formar una competencia”.

A sus 23 años, el bateador derecho capitalino de 6’1 de estatura y 195 libras, en su séptimo año en las menores disputó 134 partidos, bateó para .277, por sus 137 hits en 495 turnos. Recibió 51 bases por bolas para elevar su promedio de embasarse (OBP) a .351. Con la ayuda de sus 47 extrabases tuvo SLG de .461 y un OPS de .812. Se ponchó 130 veces.

 

 

 

Deja un comentario