Norge Luis Ruiz un tira fuego Cubano con Las Águilas Cibaeñas

Junto a él y Francisley Bueno estará con las Águilas otro talento que va pidiendo pista para lucirse en las Mayores, el matancero José Miguel Fernández.

Norge Luis Ruiz un tira fuego Cubano con Las Águilas Cibaeñas

SANTIAGO – Uno de los grandes talentos del picheo cubano, el camagüeyano Norge Luis Ruiz, fue convocado para el primer entrenamiento con las Águilas Cibaeñas del béisbol dominicano.

Norge Luis y su compatriota habanero Francisley Bueno encabezan el grupo de 28 lanzadores que fueron llamados al primer día de preparación de las Águilas Cibaeñas, según un reporte del diario dominicano CDN.

Con un historial corto pero impactante, a sus 22 años Norge Luis Ruiz comenzará su aventura profesional como tirador de cabecera de las Águilas Cibaeñas, uno de los 6 equipos que juegan en la liga invernal dominicana, que estará iniciando su edición 62 el 20 de octubre.

Considerado el principal prospecto del picheo cubano y con la agencia libre asegurada, Norge Luis Ruiz estaría mostrándose y también puliéndose luego de un año sin juego, desde sus últimas presentaciones con el equipo pinareño en la Serie del Caribe de 2015.

Su recta de 97 mph y su amplio repertorio de lanzamientos lo hicieron salir del anonimato en el entonces humilde equipo de Camagüey, al punto de que llegó a convertirse en el principal pitcher del equipo Cuba.

Con su equipo provincial y como refuerzo de otros conjuntos llegó a ganar 24 partidos ante 18 derrotas y a acumular pcl de 2.53 en 3 campañas, además de ser nombrado Novato del Año en la temporada 2013.

Junto a él y Francisley Bueno estará con las Águilas otro talento que va pidiendo pista para lucirse en las Mayores, el matancero José Miguel Fernández.

 
En la temporada de 2015, donde las Águilas Cibaeñas ocuparon el quinto lugar, otro cubano, Yunesky Maya, recibió el honor de ser elegido como Lanzador del Año por uno de los 2 premios importantes de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana, el Producciones Apolo.

Deja un comentario