¿Podría Gary Sánchez ganar el Novato del Año?

De acuerdo con ESPN Datos, el 55 por ciento de los jonrones de Gary Sánchez habrían sido cuadrangular en los 30 estadios de MLB.

¿Podría Gary Sánchez ganar el Novato del Año?

Un mes le bastó al dominicano Gary Sanchez ganarse el corazón de los fanáticos de los Yankees de Nueva York con la fuerza de sus batazos y la potencia de su brazo.

Fue, por siete años, el secreto mejor guardado de la franquicia más famosa del mundo.

Desde que fue llamado a las Mayores el 3 de agosto, Sánchez ha repartido palos de todos colores y tamaños, y ya muchos lo colocan como serio candidato a llevarse el premio de Novato del Año de la Liga Americana.

El quisqueyano, firmado como agente libre a los 16 años, se había tomado un cafecito en Grandes Ligas en el 2015, con dos turnos al bate sin hits, además de irse en blanco en cuatro oportunidades en un partido en mayo de este año.

Reenviado a las Ligas Menores, fue llamado nuevamente a principios de agosto y fue entonces que comenzó a hacer historia.

Veamos los números que dejó en su primer mes en Grandes Ligas: en 95 turnos disparó 37 imparables, para un average de .389, promedio de embasamiento (OBP) de .458 y slugging de .832.

Entre sus hits se incluyeron nueve dobletes y 11 cuadrangulares, con 20 carreras anotadas y 21 impulsadas.

Sánchez ya tiene el honor de ser el primer bateador en la historia con 11 cuadrangulares en sus primeros 23 juegos y superó la decena de bambinazos que conectaron el cubano José Abreu en el 2014 y Trevor Story este año en su primer mes en las Mayores.

Por dos veces consecutivas se llevó el premio de Jugador de la Semana en la Liga Americana, primer novato que lo consigue desde que se estableció el galardón en 1974.

La última vez que un pelotero del joven circuito fue el Jugador de la Semana dos veces seguidas había ocurrido en 1998, cuando se llevó los galardones el toletero Albert Belle.

Pero no sólo ha brillado en el cajón de bateo, sino también detrás del plato, al mostrar un brazo potente, capaz de capturar al 42.1 por ciento de los corredores que han intentado robarle una base.

Según Statcast, los disparos del receptor de los Yankees a segunda base salen a una velocidad de 87 millas por hora, muy por encima del promedio de ambas ligas, que oscila entre 77 y 82 mph.

El puertorriqueño Yadier Molina, el mejor cátcher de los últimos tiempos, tiene un promedio de capturados de 42.7, así que vale la comparación para tener una perspectiva de lo que significa esa cifra.

Ahora mismo a los Yankees les restan 30 partidos para completar la temporada regular, por lo que al final del calendario, Sánchez habría participado en 55 partidos, suponiendo que no faltara a ninguno.

Imaginemos que mantiene en septiembre y en los dos juegos más que hay en octubre el mismo paso demoledor, con lo que concluiría con más o menos 25 vuelacercas y unas 45 remolcadas.

¿Serían esas cifras suficientes para convencer a los votantes y otorgarle el premio de Novato del Año?

Su compatriota Nomar Mazara, de los Vigilantes de Texas, es uno de los favoritos al galardón, gracias a una primera mitad muy buena, en la que disparó 12 jonrones, pero se ha enfriado en la segunda parte y después del Juego de las Estrellas sólo ha sacado ters pelotas más del parque.

El otro contendiente es el abridor derecho de los Tigres de DetroitMichael Fullmer, quien en 21 aperturas suma diez triunfos y cinco derrotas, con efectividad de 2.69, con 108 ponches en 130.2 episodios.

Usualmente, los lanzadores abridores que han sido novatos del año han ganado como mínimo 12 partidos, aunque Jacob deGrom rompió ese molde en el 2015 con sólo nueve triunfos.

En contra de Sánchez, más allá de lo bueno que puedan terminar siendo sus números, atenta la cantidad de partidos, pues 55 juegos representan apenas el 34 por ciento de toda la temporada y están muy por debajo de los 99 encuentros en que participaron en el 2015 los puertorriqueñosCarlos Correa y Francisco Lindor, quienes se disputaron el premio que terminó llevándose el de los Astros de Houston por delante del de losIndios de Cleveland.

De todos modos, creo que si el cátcher dominicano consigue repetir en septiembre un mes como agosto, los votantes de la Asociación de Béisbol de América (BBWAA) se encandilarán y terminarán premiándolo.

Sólo basta esperar un mes más para ver. A fin de cuentas, más esperaron los fanáticos de los Yankees para descubrir por qué la gerencia se negaba una y otra vez a cambiar a Sánchez cuando se mencionaba su nombre en cualquier negociación con otros equipos.

Deja un comentario