Rainier Rosario busca relanzar su carrera en Águilas Cibaeñas

“Vengo a buscar un chance de jugar finalmente en el país, ya que no podía venir porque los japoneses no me daban el permiso.

Rainier Rosario busca relanzar su carrera en Águilas Cibaeñas

Santiago, RD.- Rainier Rosario es un atlético jardinero que destaca por su fortaleza y estatura en el campo de entrenamientos de las Águilas Cibaeñas y por su afán de mostrarle al equipo que puede relanzar su carrera en el país.

Las Águilas lo captaron hace casi tres años cuando era una revelación ofensiva en Japón, pero los asiáticos no le permitieron jugar invierno. Ahora es un pelotero de las fincas de los Medias Rojas de Boston y se ha reportado a los amarillos

“Vengo a buscar un chance de jugar finalmente en el país, ya que no podía venir porque los japoneses no me daban el permiso.

“Firmé ahora por un año con Boston, tuve una temporada regular, debo esperar que pase la Serie Mundial, para saber que piensan ellos hacer conmigo”, contesta al ser abordado sobre su status.

Alcanzar la posibilidad de ser un jugador Águilas esta temporada, tiene sus obstáculos aún para un jugador del calibre de Rosario, que encontrará a muchos otros patrulleros dentro de la franquicia cibaeña, pero insiste en pelear un puesto.

“Esa es mi meta, yo mismo darme el chance de lograr el objetivo de hacer el equipo”, dijo Rosario quién puede jugar en las dos esquinas de los jardines, e incluso la primera base

En las ligas menores de Estados Unidos este año Rosario jugó con Portland Sea Dogs, afiliada AA de Boston en la Liga del Este, donde vio acción en 101 juegos, con 323 turnos, 82 hits, 254 de promedio, anotó 36, remolcó 42, bateó 15 dobles, dos triples y 2 jonrones. Tuvo una breve actuación de dos partidos en Triple A con el Pawtucket fallando en siete turnos

Todos los ojos del béisbol se posaron sobre Rainel Rosario cuando llegó en el 2014 a los Toyo Carps de Hiroshima, donde presentó excelentes credenciales en 69 partidos que vio acción en las Grandes Ligas de Japón, considerada como de buen nivel.

Rosario agotó 238 turnos en los cuales fletó 80 cohetazos para un respetado promedio de 336. Su bate explotó con 14 jonrones, 13 dobles y dos triples, impulsando a 49 compañeros y anotando 32 carreras.

En el 2015 Rosario enfermó del estómago y vio descender su participación a 42 juegos, con 124 turnos donde pegó 24 hits para promedio de 258, con dos cuadrangulares, cinco dobles y solo 12 remolcadas.

Hiroshima decidió dejarlo en libertad y los Medias Rojas de Boston lo firmaron, jugando en el 2016 con el equipo Portland.

Deja un comentario