Ranfi Casimiro trabajará en localización de sus pitcheos

Casimiro tuvo marca 8-9 actuando en 24 partidos, 18 como iniciador, dejando promedio de 5.33 de efectividad. Trabajó en 98.0 entradas 109 hits permitidos, cinco jonrones, cedió 31 bases con 77 ponches.

Ranfi Casimiro trabajará en localización de sus pitcheos

SANTIAGO. – Ahora con más experiencia y sin restricciones, el espigado lanzador Ranfi Casimiro viene a trabajar en la localización de sus lanzamientos por recomendación de los Filis de Philadelfia.

Casimiro es uno de los principales brazos con que contará el conjunto de las Águilas Cibaeñas para la venidera campaña del béisbol otoño invernal que se inicia el 20 de octubre y quien mostró gran valía el torneo pasado.

“Este año vengo con la encomienda de que debo esforzarme en localizar los pitcheos, especialmente mejorar el sinker y el slider, que muchas veces se me quedan colgando”, manifestó el lanzador derecho nativo del municipio de Villa González.
Casimiro, de 24 años de edad con seis pies, 9 pulgadas de estatura y 240 libras de peso, presentó credenciales la campaña pasada abriendo en cinco partidos con las Águilas, y aunque se fue sin decisión en todos ellos logró una magnifica efectividad de 1.96 laborando en 23 episodios con solo seis boletos y 14 ponches.

Su actuación fue sorprendente, convirtiéndose en uno de los más confiable entre los abridores del equipo
“El año pasado tenía limitaciones de la organización de filadelfia, pero este año no, vengo a lanzar y mejor mi desempeño”, dijo.

El espigado lanzador aguilucho, acaba de agotar su sexta temporada en el béisbol de los Estados Unidos. Tiro en clase A avanzada en la organización de los Filis de Filadelfia, con el equipo Clearwater Thresher.

“Tuve la mayor parte como abridor, pero al final de la temporada me pidieron que relevara en algunos juegos y termine haciendo el trabajo que me pidieron desde el bullpen”, revelo Casimiro, una de la promesa en el conjunto bajo la rienda de Félix Fermín.

Casimiro tuvo marca 8-9 actuando en 24 partidos, 18 como iniciador, dejando promedio de 5.33 de efectividad. Trabajó en 98.0 entradas 109 hits permitidos, cinco jonrones, cedió 31 bases con 77 ponches.

“Mi mejor arma como lanzador son la recta y el cambio, son los pitcheos que mejor domino, y los que me sacan de apuros cuando estoy en el montículo”, confesó Casimiro.

Confía que tendrá más oportunidades para demostrar su talento en la pelota invernal con las Aguilas, conjunto al que llego mediante el Draft de novatos de Lidom en el 2014.

Deja un comentario