Temas inconclusos: seguro, agencia libre y pago a los que no juegan

Temas inconclusos: seguro, agencia libre y pago a los que no juegan

SANTO DOMINGO. La Liga Dominicana de Béisbol tiene algunos temas sueltos que cuelgan por años en algunas gavetas sin que se aclaren esos puntos. El seguro de los peloteros (es un hecho, pero…), la agencia libre y jugadores que cobran sin tirar una pelota en el campeonato.

“Todos los equipos tienen sus seguros para cada pelotero. Jugador que juegue en la liga está asegurado”, comienza así este temario de tres situaciones puntuales el presidente de la Federación Dominicana de Peloteros Profesionales (Fenapepro), Mario Melvin Soto .

El punto es que esto trae una interrogante: qué ocurre con aquellos jugadores que deliberadamente deciden viajar en sus propios vehículos y no con el servicio de autobús de primera que ofrecen sus respectivos conjuntos. Ése es un punto que debe desentrañar el comité ejecutivo de la Liga Dominicana de Béisbol.

Ciertamente, los peloteros gozan de seguro, todos, tanto los que pertenecen al béisbol organizado de las Grandes Ligas, como los que están fuera de ese sistema.

Cuando se le exige a algunos peloteros con cierto nivel de Grandes Ligas que viaje en el autobús del equipo, prefieren no jugar. Algunos han llegado en helicóptero, tanto aquí (José Guillén con el Licey) como en Venezuela, Pablo Sandoval. El tema del seguro está en el convenio de la Major League Baseball con la Lidom.

“La MLB prohíbe eso, que los jugadores no viajen en la guagua. Eso ha sido siempre”, señala Luichy Sánchez, ejecutivo de las Águilas Cibaeñas.

En este punto, la Fenapepro no interviene.

La agencia libre
Este es un tema bien gastado. Por años ya ni se toca en el seno de la Lidom, aunque poco hace falta, según sostiene Soto. “En las ligas de invierno es muy difícil. Nosotros hemos hablado eso por todos los lados, de cómo hacer una agencia libre”, señala el exlanzador de Grandes Ligas.

Este tema no tiene asidero, por cualquier vía que se le ha buscado una solución para nada se le encuentra.

“Es algo que se llevaría…”, dice y pausa, “qué sé yo” y entonces agrega: “Habría que buscar súper técnicos para cuadrar esa cosa y eso es sumamente difícil”.

En el seno de la Liga este tema ha desaparecido por años. Los “súper técnicos” en todo caso deberían buscar fórmulas que permitan la mencionada agencia libre, que una vez preocupó tanto a peloteros. Buscar cantidad de temporadas corridas, delimitar cantidad de juegos jugados para jugadores de posición y de entradas lanzadas para lanzadores.

Para Sánchez esto no tiene sentido. “La agencia libre no le conviene al béisbol, porque los equipos de bajo mercado se van a perjudicar, porque los peloteros no juegan”.

El tema se ha debilitado, de todas formas, porque los equipos, fundamentalmente después de la existencia del draft de novatos, cada vez tienen un personal más joven y lo varían más. “En lo personal he hablado con los equipos, si ustedes no necesitan un jugador veterano, déjenlo que se vaya para donde él pueda”, dice Soto y apunta que ya hay casos de jugadores dominicanos en otras ligas invernales.

Además, “en los últimos años los equipos han tenido más movilidad en cuestión de peloteros, por el mismo hecho de que han subido tantos muchachos jóvenes y ya los jugadores veteranos, sino rinden lo van dejando libre”.

En enero de este año, el jardinero dominicano de los Caribes de Anzoátegui, Denis Phipps, ganó el premio al Productor del Año en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP). Rubén Sosa, ahora con el Escogido, destacó par de temporadas atrás en la Liga de Puerto Rico.

Tercer punto fundamental
Los equipos tienen varios jugadores que no juegan, pero cobran, sólo por presentarse a su equipo. La nómina puede llegar hasta 60 o más peloteros, fuera de los 45 del roster semanal. Para Melvin Soto “en eso los equipos de invierno han sido abiertos”. Pero Luichy tiene otra visión de este espinoso tema. “Aquí hay una distorsión. Se le está pagando a peloteros en fatiga extrema”, señala. Y agrega: “Eso es una política sentimental de los equipos, o de siembra para el futuro”. La política de Manny Acta, el gerente aguilucho, consiste en pagar los dos primeros años a los peloteros drafteados, al tercer año, sólo se le pagará si juegan, un sistema diferente a los otros equipos.

Leave a Reply