“Tener valor de hacer las cosas sin miedo al fracaso”

El jugador porta el número 4 de los Cardinals desde el 2004 y es una de las estrellas latinoamericanas.

“Tener valor de hacer las cosas sin miedo al fracaso”

“El juego nunca ha visto un mejor receptor que Yadier Molina”, expresó Tony La Russa, quien fue manager de los St. Louis Cardinals de 1996 al 2011. La declaración la realizó al finalizar el séptimo duelo de la Serie Mundial del 2011, la cual disputaron los Cardinals contra los Texas Rangers. Dicho campeonato fue el número 11 para la organización.

Tony, quien concluyó en el 2011 su carrera como mánager y ahora ocupa el puesto de jefe de operaciones de los Arizona Diamondbacks, declaró para The New York Times que Molina “simplemente no permite que su equipo pierda”.

¿Qué te falta por hacer en las Grandes Ligas? Alguien que ha ganados dos campeonatos, ha participado en siete ocasiones en el Juegos de Estrellas de la MLB, acumula ocho guantes de oro y cuatro de platino responde: “Seguir ganando, eso está en mi mente todo el tiempo. Ganar, ganar un campeonato, además, uno quiere mantenerse saludable, es muy importante”.

El jugador porta el número 4 de los Cardinals desde el 2004 y estuvo bajo el mando de Tony La Russa por ocho temporadas, periodo en el que obtuvo dos campeonatos (2006 y 2011).

Yadier indica que Tony La Russa fue un mánager “demasiado bueno, conocedor del beisbol. Analiza todo”. En tanto, el catcher añade que aprendió muchas cosas “en cuestión de estrategia, cómo jugar de forma inteligente. Pensar las cosas con calma, analizarlas, tener mucho valor de hacer las cosas sin miedo al fracaso. Yo pienso que es el mejor dirigente que he tenido”.

La experiencia es lo que poco a poco lo coloca como uno de los mejores jugadores que ocupan la posición de receptor. Molina, que la presente fase regular será la número 14 con la organización de St. Louis, explica “uno aprende de las cosas que uno hizo o no hizo, uno analiza el juego y cuando se presentan esas oportunidades, uno piensa y va hacia ellos (pitchers), les da consejos, tratando de que ellos puedan ejecutar y se sientan cómodos”. Describió para ESPN que aprendió a jugar observando a sus hermanos, José y Bengie. “Jugaban como yo quería jugar, con agresividad y confianza”, relató Yadier.

Pero el receptor de 34 años no sólo es una pieza fundamental en su equipo, sino también lo es para el selectivo de beisbol de Puerto Rico. El manager de Puerto Rico, Edwin Rodríguez, mencionó durante la primera ronda del Clásico Mundial que contar con un jugador como Yadier Molina “fue un factor determinante en el manejo del pitcheo (…) sabe cuándo ir a la loma y mantenerlos con calma a los pitchers”.

El catcher puertorriqueño fue uno de los elementos con mayor experiencia para la selección. Rodríguez describió que se establecía una estrategia antes de cada juego, pero si Molina observaba algo “diferente, un lanzamiento que no sale al pitcher y tiene que cambiar la estrategia, nos informa y hacemos los ajustes. Él va a ser un dirigente de los mejores de Grandes Ligas”.

Leave a Reply