Tony Batista coronará con la inmortalidad dominante carrera en la pelota local

Tony Batista coronará con la inmortalidad dominante carrera en la pelota local

SANTO DOMINGO –  El Pabellón de la Fama del Deporte Dominicana admitirá en su recinto a uno de los peloteros del pasado reciente que sembró terror a los lanzadores contrarios en el béisbol profesional otoño invernal.

Es por eso que Tony Batista será inmortalizado en el 52 Ceremonial de Exaltación a celebrarse el domingo 11 de noviembre desde las 12:00 del mediodía, en el auditórium principal del Pabellón del Fama, cuya sede está ubicada en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

Batista fue escogido por los miembros del Comité Permanente del Pabellón de la Fama, y es el primero de una serie de jugadores que en lo adelante serán inmortalizados por haber dominado alguna etapa del béisbol invernal.

El nativo de Valverde Mao, es uno de los que impregnaron su sello de futuro inmortal, luego de una excelentísima carrera de pelotero con las Águilas Cibaeñas, equipo con el que colaboró para que lograra una dinastía desde mediados de los 90 hasta los finales de la primera década del presente siglo.

La elección de Tony, quien también tuvo años de luces en el béisbol de los Estados Unidos jugando para los Azulejos de Toronto, fue anunciada hoy por el presidente del Pabellón de la Fama, doctor Dionisio Guzmán.

Dijo que con Tony, ahora totalizan tres los deportistas seleccionados para la inmortalidad de este año, al recordar que previamente se escogió como propulsores a Héctor -Cuqui- Acevedo y Rafael -Fey- Duquela.

Con 15 temporadas accionado en la pelota profesional dominicana, Batista se retiró al finalizar la campaña 2008-2009, luego de construir una carrera que termina convirtiéndolo en inmortal.

Un antesalista e inicialista con un estilo ortodoxo de batear, Tony comenzó su carrera con los Tigres del Licey en la estación 94-95, accionando en sólo diez partidos. Fue en la campaña 95-96 cuando fue transferido a las Águilas y desde ese mismo campeonato se convirtió en un azote para el pitcheo de la liga.

Fue así como luego de 15 años en activo, Batista se fue a casa habiendo conectado 304 imparables en 321 partidos de serie regular, agotó 1,188 turnos al bate, bateó 62 dobles, 46 jonrones, remolcó 214 carreras y anotó 172.

Con todo y ser un bateador de poder, el conocimiento de la zona de strike fue una de las virtudes de Batista, si se coloca en una balanza las 162 bases por bolas que recibió, con los 164 ponches que le propinó el pitcheo. Se estafó 20 almohadillas y terminó su carrera con un promedio de .256.

El toletero fue alma, vida y corazón en casi la totalidad de las nueva coronas que de liga que conquistaron las Aguilas entre las temporadas 95-96 hasta la del 2007-2008, en el que tuvieron rachas de tres coronas seguidas en una ocasión (96, 97 y 98) y otro par de dos títulos sucesivos (99-2000 y 2000-2001, así como 2006-07, 2007-08).

Es Batista, con sus 46 planazos de vuelta completa, uno de los 10 mejores jonroneros históricos de la pelota profesional criolla. Ocupa el noveno lugar de por vida y es uno de sólo 13 jugadores que han alcanzado las cuatro decenas de cuadrangulares.

Un dato curioso es que Tony nunca fue líder de tetrabases en una campaña porque apenas fue un jugador a tiempo completo en la liga del 96 al 99 (jugó en 34, 42, 37 y 51 encuentros sucesivamente), así como 2006-2007 y 2008-2009 cuando accionó en 45 y 47 juegos, respectivamente.

Sus máximas producciones de jonrones fueron los ocho que conectó en el 98-99 y los nueve del 2006-07. Tampoco fue líder en dobles alguna vez, ya que la velocidad no era una virtud suya como jugador, pero tuvo tres campañas de doble dígitos en batazos de dos bases (10, 11 y 11).

Entre el 99 y el 2006 cuando Tony se estableció en las Grandes Ligas y anduvo además por el béisbol de Japón, sólo vio acción en un total de 38 juegos, resumidos en siete temporadas.

Batista fue un impulsador nato cuando jugó temporadas completas en la liga. Sus años de 38 (en 2006-07), 37 (2008-09) y 34 (98-99) así lo confirman. Además, tuvo años de 25, 23 y 22 impulsadas. Además, una temporada de 52 imparables, otras cuatro de más de 40 (48, 46, 45 y 41) y una de 37.

La del 88-89 fue su campaña más completa en términos de ofensiva, al promedia .277 en 188 turnos oficiales y 51 partidos jugados, además de pegar 52 hits, entre ellos ocho dobles, ocho jonrones, anotó 34, remolcó 33 y se estafó siete almohadillas.

Sus 38 carreras impulsadas del 2006-07 fueron la mayor cantidad para un jugador de la liga ese año. Es uno de menos de 15 peloteros que superan las 200 vueltas remolcadas de por vida.

Grandes Ligas

Tony Batista es también un productor de dos centenas de cuadrangulares en liga mayor. Conectó 221 entre 1996 y el 2007, jugando para Oakland, Arizona, Toronto, Baltimore, Montreal, Minnesota y los Nacionales. Terminó su carrera con 718 vueltas llevadas al plato, 625 anotadas, 1,146 imparables y .251 de promedio en 4,568 visitas al plato.

Su año de gloria llegó en la campaña del 2000 con Toronto cuando conectó 41 cuadrangulares (cuatro de la liga), remolcó 114, dio 163 hits, además de 32 dobles y 96 anotadas en 154 partidos de acción.

Tuvo cuatro temporadas de más de 30 jonrones (41, 32, 31 y 31) y siete en total de 20 o más, así como siete con más de 20 dobles, incluyendo cuatro por encima de 30. En 2003 y 2004 fue el líder en partidos jugados entre los antesalistas de la Liga Americana y de la Nacional, con 154 y 155, respectivamente.