“Ahora es que queda Licey”, afirma “el 13”

“Ahora es que queda Licey; a la gente que no se asuste"

“Ahora es que queda Licey”, afirma “el 13”

“Ahora es que queda Licey”. La frase de Hanley Ramírez después de decidir el partido contra los Gigantes del Cibao el domingo retrata a alguien que se las pasa motivando a sus compañeros, en las buenas y en las malas del equipo azul.

El bateador designado de los Tigres conectó sencillo que remolcó a Yamaico Navarro desde segunda basa para proporcionar triunfo 2-1 en la entrada número 12 para la segunda victoria seguida del club (4-5) y posesionarlo en la segunda posición del round robin, a un juego de los Gigantes y 1.5 del Escogido.

“Bien, bien, bien. Necesitábamos esa victoria, estamos jugando muy bien en equipo en los últimos dos partidos y esto es lo que necesitamos”, dijo Ramírez a Sussy Jiménez para Licey TV, ante la interrogante de cómo se sentía luego de decidir el cotejo en el parque Julián Javier de San Francisco de Macorís.

A decir de los integrantes más jóvenes del equipo, durante la reciente racha de cinco derrotas seguidas que encajó, Hanley era uno de los más motivadores.

“Tenemos que mantenernos positivos; nadie dijo que iba a ser fácil el camino y ese es mi trabajo: mantener a todo el mundo con la cabeza en alto”, es lo que decía Ramírez a sus compañeros en medio de la racha negativa.
Referente a los efectos positivos que generaría el cambio de dirigente que hizo el equipo y los ajustes que haría Audo Vicente, se le preguntó si el resto del camino sería más positivo que hasta ahora.

“Ahora es que queda Licey; a la gente que no se asuste, que ellos saben que los Tigres del Licey hacen sufrir un poquito a la fanaticada, pero lo hacemos (por jugamos) con el corazón; se les quiere: el 13”. Así se despidió de Jiménez.

El partido se encontraba igualado 1-1 desde la cuarta entrada. En la parte alta del 12, ante el diestro mexicano José Flores, Navarro tomó la inicial por transferencia y se estafó la segunda almohadilla (apenas el segundo robo de los Tigres en nueve cotejos del round robin). En cuenta de 2-2, Ramírez conectó el imparable decisivo al campo central.

Fue la cuarta victoria azul (4-5) en el round robin, la primera para el nuevo dirigente Audo Vicente, quien hacía su debut.

Leave a Reply