El dirigente de los Criollos dice que el equipo era “como el patito feo”

Asegura que fueron menospreciados y ahora son campeones

El dirigente de los Criollos dice que el equipo era “como el patito feo”

Culiacán, México – El manager de los Criollos de Caguas puertorriqueños, Luis Matos, aseguró que ganar la Serie del Caribe es algo especial porque su equipo fue menospreciado y todos querían jugar con él en las semifinales.

“Éramos como el patito feo, todos querían ir contra nosotros y ahora estamos contentos por el título”, dijo a Efe el manejador.

Los puertorriqueños comenzaron la serie con tres derrotas y cuando se vieron obligados a vencer a República Dominicana o regresar a casa como el peor equipo, ganaron 10-2 y a partir de ahí dieron una vuelta a su juego, superaron a Venezuela 9-6 en la fase de los cuatro mejores, y a México, 1-0 en la final.

“Siempre dije que nuestro cuerpo de lanzadores era espectacular, pero en los tres primeros partidos los errores costaron. El pitcheo hizo el trabajo nuevamente para ser campeones”, comentó el estratega.

Durante el campeonato, Matos insistió en que su equipo solía dar lo mejor cuando se veía contra la pared y defendió la idea de jugar el llamado béisbol chiquito, con toques de bola, robos de base, jugadas de corrido y bateo y buen rendimiento defensivo.

En la final el estratega puso en práctica su teoría y en la décima entrada aseguró el triunfo cuando el campo corto Yadier Rivera pegó un doble, avanzó a tercera base con un toque de bola de sacrificio y anotó con un elevado a los jardines.

“Lo menciono y lo voy a repetir siempre,  este es un equipo especial, porque tú siempre estar abajo y como quiera estar confiado, no tener nervios de poner un ‘pitcher’, de hacer un ‘hit and run’, de poner un toque de bola, de dejar a Jonathan Morales batear en ese turno teniendo a tres buenos bateadores. Es eso lo que hace a un equipo especial para que un dirigente no tenga que pensar tanto”, expresó Matos.

Con el título de los Criollos, Puerto Rico rompió una sequía de 17 años sin ganar una Serie del Caribe y se afianzó como segundo país con más cetros en la justa, con 15.

“Tenemos jóvenes con talentos de Grandes Ligas y nos pueden ayudar a empezar una nueva era del país en la Serie del Caribe”, señaló el estratega. 

Al referirse al duelo de la final, decidido en 10 entradas, Matos lo calificó como un gran juego.

“Los que lo vieron, consumieron un manjar de béisbol, hubo buena defensa, buen pitcheo y terminar como acabó fue grandioso”, concluyó. 

Yadier Rivera: “Nunca nos quitamos”

Rivera, héroe ofensivo del triunfo criollo, aseguró que la clave del triunfo fue que Puerto Rico jamás se dio por vencido.

“Nunca nos quitamos, sabíamos que podíamos llevarnos el campeonato y ahora esto es algo grande para nosotros y para Puerto Rico”, dijo a Efe Rivera, perteneciente a la organización de los Cerveceros de Milwaukee.

“Puerto Rico lo quería y estuvimos aquí batallando por eso. Comenzamos mal, pero nunca nos quitamos y vinimos aquí a los ‘playoffs’ y demostramos que tenemos un buen equipo.  Estoy emocionado de haber anotado la carrera del gane para Puerto Rico”, manifestó.

Rivera cometió un error en el octavo episodio, pero reaccionó en cuestión de segundos y sorprendió en tercera base al corredor Luis Juárez que de anotar le hubiera dado el título a México. En el décimo acto, el jugador de 25 años pegó un doble y anotó la carrera del campeonato.

“En esa décima, la idea era llegar a la base, si lo lográbamos, todo podía pasar, le pegué a una recta afuera y la pude poner en la otra banda”, dijo al referirse al batazo clave de la victoria.

“Luis Matos me dio la confianza de jugar, de verdad súper emocionado. No es llegar primero, es saber llegar. Nosotros supimos llegar y logramos la victoria con el campeonato para Puerto Rico”, abundó.

Rivera anotó la carrera de la victoria gracias a que el receptor Jonathan Morales conectó un oportuno elevado de sacrificio para que pudiera avanzar desde la tercera base.

“A pesar de las primeras derrotas nosotros siempre somos un equipo positivo y nunca nos quitamos.  El equipo es como una familia. Uno se cae y otro te levanta”, resaltó Morales.

Mientras, David Vidal fue seleccionado como el Jugador Más Valioso de la Serie del Caribe.

“Nosotros siempre nos mantenemos positivos. Nunca bajamos la guardia. Siempre que entrábamos al terreno era positivos.  Siempre con la cabeza arriba y vinimos a ejecutar las jugadas”, expresó Vidal.

Con marcador de 1-0, el partido se caracterizó por un duelo de lanzadores hasta el final, con el relevista Miguel Mejía anotándose la victoria.

“Sé que es bien difícil estar positivo cuando tienes tres derrotas en línea, este es un grupo de trabajo que nunca nos rendimos y confiamos en nuestro talento. Siempre nos mantuvimos positivos, llegamos a la final y nos llevamos la corona”, destacó Mejía.

Por su parte, el jardinero cubano de los Criollos, Rusney Castillo, quien juega en las Mayores con los Medias Rojas de Boston, dijo que desde que vivía en Cuba soñaba con un día ganar la Serie del Caribe y ahora logró el sueño.

“Nunca perdimos la fe, siempre estuvimos contentos dándonos fuerza y se vio el resultado, nunca bajamos la guardia, hablamos entre nosotros y cuando tuvimos la primera victoria, ahí cambió todo”, señaló.

Castillo estuvo en el centro de la atención el pasado 3 de febrero, cuando Puerto Rico enfrentó a Cuba y el jugador, originario de la provincia cubana de Ciego de Ávila, no apareció en la alineación.

Aunque el manager Luis Matos dijo que se trataba de una decisión técnica de rotar a losjardineros, trascendió que Castillo había pedido no jugar contra su lugar de origen. Hoy no se refirió al hecho, pero tuvo palabras de cariño al equipo cubano.

“A Cuba siempre la voy a apoyar, ese es mi país, a Puerto Rico regresaré siempre que me necesiten”, señaló. 

Leave a Reply