El “Mercado Negro” se organiza con la Asociación de Vendedores de Boletas

El “Mercado Negro” se organiza con la Asociación de Vendedores de Boletas

SANTO DOMINGO – El “Mercado Negro” en República Dominicana dejó de ser informal y ahora vive una nueva era, al convertirse en la Asociación de Vendedores de Boletas (Asovenbol).

Rafael Valenzuela (Tony), presidente y fundador de la entidad explica que tuvo la iniciativa porque algunos fanáticos se quejaban, “yo formé la asociación pensando en que el fanático tenga confianza en comprarnos las boletas a nosotros”.

Una de las primeras sanciones establecidas en los estatutos de la asociación, es si un vendedor engaña a un fanático en compensación tiene que darle diez juegos gratis.

La entidad la componen 120 vendedores que no solamente están a disposición de la gente en el béisbol, sino en la mayoría de eventos celebrados en el territorio nacional.

Valenzuela dice que hay muchos fanáticos que le tienen “odio”, porque cuando van comprar, no encuentran boletas, pero en los “juegos malos”, (excluyendo Tigres del Licey, Águilas Cibaeñas y Leones del Escogido), les dejan las entradas más baratas que la boletería del estadio.

“Hay veces que compramos las boletas un mes antes del juego, nosotros hacemos una inversión, esto es un negocio con sus altas y sus bajas como cualquier otro. El fanático lo ve como una estafa y no es así, porque yo invierto”, manifiesta el presidente de Asovenbol.

Fondo especial

La directiva que está conformada por siete miembros cuenta con un fondo, especial. La contribución a ese fondo es de RD$200 semanales.

Los vendedores están organizados por número para cualquier incidente que ocurra entre vendedor- fanático poder identificarlo.

Barrabás, el pionero

Rafael Sánchez, conocido con el apodo de “Barrabás”, lleva más de 20 años en el negocio de revender las boletas en el país.

Piensa que la asociación es una buena iniciativa ya que en caso de emergencias, el fondo es una gran ayuda para ellos.

Sobre su popularidad entre los fanáticos dice: “Eso viene desde los años dorados del basquetbol del distrito”.

Acerca de la venta de boletas en esta temporada opina: “Este año ha sido malo para el mercado negro, todavía no me ha dicho unos de mis compañeros que se va a comprar unos tenis”.

“Ha sido el peor año, hay muchas pérdidas”, dijo Sánchez.

Considera que los casos de atracos que han pasado en el estadio Quisqueya y las numerosas lluvias han afectado esta temporada la asistencia de los fanáticos. Un total de 24 partidos han sido suspendidos en la temporada regular en el béisbol otono-invernal y eso bajó el interés.

 

Leave a Reply