¿Está teniendo David Ortiz la mejor temporada final de la historia?

El toletero de los Medias Rojas de Boston David Ortiz podría estar en medio de la mejor "temporada de retiro" en la historia del béisbol -- o incluso de otros deportes. Nosotros argumentamos a favor del Big Papi. Billie Weiss/Boston Red Sox/Getty Images

¿Está teniendo David Ortiz la mejor temporada final de la historia?

Jayson Stark / ESPNDeportes.com

Casi 19,000 hombres han pisado un diamante de Grandes Ligas. Yo he decidido que sus carreras tuvieron un elemento en común: Ninguna de ellas tuvo una temporada final tan espectacular como el gran final que está teniendo un hombre llamado David Américo Ortiz Arias.

Willie Mays bateó .211 en el año en que dijo adios. Hank Aaron bateó .229. Harmon Killebrew conectó para .199. Goose Gossage tuvo efectividad de 4.18. Robin Roberts tuvo números de 5-8, 4.82. John Smoltz y Phil Niekro tuvieron efectividades por encima de las 6.00. Y eso es lo normal.

Así que tengan eso en mente a medida que vemos al Big Papi llegar a la meta final. Lidera a todo el béisbol en slugging. Lidera todo el béisbol en dobles (empatado con Daniel Murphy). Lidera todo el béisbol en OPS. Y tiene 40 años. ¿En serio?

Lo que significa que es tiempo de comenzar a debatir activamente la pregunta que no lanzo al aire de forma ligera: ¿Acaso es esta la “temporada de retiro” más grande en la historia del béisbol – o incluso de todos los deportes? Es posible que así sea.

La respuesta se la daremos en breve. Pero primero – mientras ustedes, Sandy Koufax y John Elway piensan sobre esa pregunta – les tengo otra. Es una pregunta que le he estado haciendo a jugadores en los últimos meses. Es una que todo gran atleta en la historia ha tenido que contemplar. Y la hice porque ayuda a generar algo de perspectiva en torno a la increíble temporada de Ortiz. Va como sigue:

Si tuvieses la opción, ¿cuál libreto escribirías para tí mismo? ¿Te gustaría jugar tanto como puedas? ¿O te gustaría irte como David Ortiz — diciendo adiós mientras sigues siendo considerado uno de los mejores jugadores en el deporte?

Me echo a reir cada vez que hago la pregunta y los jugadores responden, “Ambas”. Porque en la vida real, eso no está ocurriendo. Ellos simplemente no lo saben todavía.

También me río cuando los jugadores dicen que ellos quieren ser como el Big Papi e irse cuando siguen en la cresta de la ola. Porque ellos no se han dado cuenta de la verdad: Casi nadie logra hacer eso tampoco.

Pero hay algunos en el juego que lo entienden. Como por ejemplo, Josh Donaldson.

“Obviamente, todo el asunto en el deporte es poderse ir en la cima, ¿cierto?”, dijo el antesalista de los Azulejos a principios de verano. “Pienso que esa es la forma en que a todos nos gustaría hacerlo. Pero… pienso que probablemente sea una de las cosas más difíciles de lograr, porque cuando llevas tanto tiempo haciendo algo como el Big Papi – para él, Elway, Peyton [Manning], Tim Duncan – lo más difícil de hacer es dejarlo ir, porque has tenido tanto éxito en ello y eso es lo que has hecho por tanto tiempo.

“Pero al Padre Tiempo nadie lo puede vencer”, dijo Donaldson con una sonrisa. “Y todos nosotros, algún día, tendremos que rendirnos ante él”.

Eh, lamento ser el portador de malas noticias, pero así tampoco es como usualmente funcionan las cosas. No para la mayoría de las personas. Casi ningún atleta en algún deporte llega al punto en el que ellos deciden cuando irse. El juego lo decide por ellos.

Así que mientras contemplamos la lista de contendientes para la Mejor Temporada Final de la Historia, tenemos que recordar ese dato también, ¿OK? Casi nadie en esta lista dijo, “Buenas noches, mi gente”, de forma voluntaria. O su cuerpo no les dejó, o hubo alguna otra razón. He aquí mi lista de las cinco mejores temporadas finales en el béisbol. Ya verán lo que les quiero decir:

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=6-SclBiV-ZQ[/embedyt]

1. David Ortiz, 2016

2. Ted Williams, 1960

3. Sandy Koufax, 1966

4. Barry Bonds, 2007

5. Shoeless Joe Jackson, 1920

El maltrecho codo de Koufax no le dejó lanzar más, y la ciencia médica no se había inventado todavía la cirugía Sandy Koufax. Shoeless Joe fue suspendido de por vida en el escándalo de las Medias Negras. Y pueden decidir por ustedes cuál fue la razón por la que Bonds se alejó del deporte, pero sea cual sea la razón, quiso conseguir trabajo en un equipo ese invierno y no lo encontró.

Así que solo Williams, con 41 años, se dio cuenta que su cuerpo había llegado a un punto en el que estaba más pendiente de sus dolores y golpes que intentar batear para .400 y se retiró en sus propios términos. Una lástima que Big Papi y él no puedan intercambiar historias de sus retiros. Sería un tremendo documental ’30 for 30′.

Pero ¿cómo miramos a todos esos nombres e historias y decidimos que David Ortiz merece estar en el No. 1? Echémosle una mirada a sus credenciales, las que logramos recopilar con la brillante asistencia de Paul Hembekides de ESPN Datos y el Elias Sports Bureau:

• Ningún jugador en la historia ha liderado las Grandes Ligas en slugging o en OPS en su temporada final (mínimo de 400 apariciones en el plato). Restando menos de tres semanas en la temporada, Ortiz es líder en ambas categorías.

• Ningún jugador ha liderado todo el deporte en extrabases en su temporada final tampoco. Ortiz está también primero en ese departamento (empatado con Brian Dozier).

• Ningún jugador desde 1920 ha logrado 40 dobles en su temporada final. Ortiz tiene ritmo para terminar con 50.

• Solo un jugador en la historia (Dave Kingman) ha logrado 30 jonrones o más en su temporada final. Ortiz tiene ritmo para terminar con 37. (Nota del editor: Kingman conectó 35 cuadrangulares en 1986, pero lo hizo en una temporada en la que tuvo números mediocres en otros renglones, como lo muestra su línea estadística .210/.255/.431/.686. Ortiz tiene números de .316/.403/.624/1.0284.)

• Si Big Papi sigue masacrando la pelota al ritmo que lleva y termina con esos 37 jonrones y 50 dobles, se convertiría en el 12º jugador en la historia en alcanzar esas cifras en una temporada. Y tiene 40 años. Los otros 11 jugadores lo hicieron antes de cumplir los 30.

• Sumen todos esos extrabases y encontrarán a un hombre que lleva ritmo para terminar con 88 de ellos. Desde 1921, ¿saben cuál es el “record” actual para un jugador en su temporada final? ¿Creerían que es 62, por Kirby Puckett?

• Y ni siquiera hemos entrado a lo que Ortiz ha hecho a los 40 años y que ningún otro jugador cuarentón ha hecho antes. Pero solo les decimos este pequeño dato: Ningún otro jugador en la historia ha logrado una temporada de 30 jonrones y 100 impulsadas a los 40 años o más. Ortiz llegó a ambas cfras el 24 de agosto – restando casi seis semanas de temporada.

Así que lo que tenemos aquí es una temporada de “Gracias por los Recuerdos” que es simplemente asombrosa. Ahora, ¿cómo se compara con las otras cuatro en nuestra lista? Gracias por preguntar. He aquí las razones por las que la ubicamos en el puesto No. 1:

TED WILLIAMS, 1960: La razón para que Williams sea el No. 1 es que tuvo el OPS más grande (1.096) en una temporada final para cualquier jugador que haya existido jamás, y probablemente amerite unos puntos de bono por conectar ese poético cuadrangular en Fenway en su último turno de su carrera. Pero el argumento en su contra es que solo estuvo en el plato 390 veces. Ortiz lleva ritmo para terminar con el doble de extrabases que logró Ted, que fueron 44.

SANDY KOUFAX, 1966: ¿Quiéren argumentar que Koufax debería estar por encima de Ortiz y Williams? Quizás tengan razón. Él es el único lanzador en la historia en ganar un Cy Young en su temporada final. Lideró ambas ligas en efectividad (1.73), ponches (317), victorias (27) y entradas (323). Y su WAR de 10.3 supera ampliamente el de Ortiz (actualmente en 4.4). Donde radica la dificultad en su hazaña es intentar comparar un jugador de posición de 40 años – que está haciendo cosas que ningún otro cuarentón ha hecho antes – con un lanzador de 30 años cuyos logros no fueron un precedente para un lanzador de 30 años. ¿Deberíamos darle a Ortiz crédito adicional por causar impacto en 150 juegos (en comparación con los 41 que lanzó Koufax)? ¿Deberíamos restarle puntos a Koufax por ser forzado a retirarse cuando todavía estaba en su mejor momento, mientras Ortiz ha logrado acumular una década adicional de producción? Yo voto que sí y que sí. Pero si piensan lo contrario, no voy a decirles que están mal.

“Al final del día, uno quiere irse del deporte en una forma en que uno siga siendo productivo. Él se va del deporte con una nota muy, muy alta. Y eso es increíble”

Carlos Beltrán sobre David Ortiz

BARRY BONDS, 2007: Sigue siendo fascinante que Bonds haya sido básicamente sacado del béisbol luego de una temporada en la que lideró las Grandes Ligas en OBP (.480) y boletos (132), y en la que seguía siendo tan temido que recibió 43 boletos intencionales en apenas 126 juegos. Ese es el mejor porcentaje de embasamiento de un jugador en su temporada final (mínimo de 400 apariciones en el plato). Y su OPS de 1.045 lo ubica primero entre todas las temporadas finales si bajamos la barra de elegibilidad a las 477 apariciones en el plato que él tuvo ese año. Pero tendrían que ser presidente del club de los que aman los boletos para decir que Bonds fue más productivo esa temporada (a los 42 años) que lo que Ortiz ha sido este año. Volvamos a la competencia de extrabases. Bonds ese año: 42 extrabases. Ortiz en esta temporada: 79. Así que, lo siento Barry. Tuviste un gran año. Pero no tan grandioso.

JOE JACKSON, 1920: Wow, este hombre sí podia batear. Lideró la Liga Americana en triples (20) en su temporada final. Tuvo excelentes números de .382/.444/.589/1.033. Se ubica en el puesto No. 1 entre todos los jugadores de posición en victorias sobre reemplazo en su temporada final (7.6). Pero… de nuevo, me veo forzado a restar puntos aquí – en este caso por la razón por la que esta fue su temporada final a los 32 años. Suspendido de por vida. Es posible que haya sido inocente. Es posible que no haya sido tan inocente. Pero yo no soy Kevin Costner. Así que no tengo que irme por ese camino.

OTROS CONTENDIENTES: Tuvimos un gran grupo. Roberto Clemente. Jackie Robinson. Kirby Puckett. Mariano Rivera. Mike Mussina. Solo por mencionar algunos de los mejores. Candidatos excelentes. Pero que no llegaron a los cinco mejores.

OTROS DEPORTES: Está la del grandioso Jim Brown en 1965. Lideró la NFL en acarreos – pero se quitó. A los 29 años. … Está John Elway. El JMV más viejo de un Super Bowl en la historia. Y se retiró a los 38 años. … Está Wilt Chamberlain. Lideró la liga en rebotes y porcentaje de tiros de campo y llevó a su equipo a la final de la NBA – a los 36 años. … Está Bill Russell. Es el único en promediar más de 19 rebotes por juego en su temporada final. Y lo hizo para los campeones de la NBA. Pero se retiró a los 34 años. … Siéntanse en libertad de añadir los nombres legendarios que quieran, desde Tim Duncan a Patrick Roy a Peyton Manning. Siempre vamos a aceptar sus sugerencias. Pero no pensamos que alguno de ellos podría superar el adiós de David Ortiz. Nuestras disculpas a aquellos que piensen que hemos perdido la razón.

Sin embargo, no son solo los números los que Ortiz tiene a su favor. Es que él sabía que había llegado su tiempo, a los 40 años. Y entonces ha puesto esos números, sin vacilar en su decisión de alejarse del deporte y acercarse a la inmortalidad.

“Todos amamos lo que ha hecho, él decidir irse por su propio pie”, dijoCarlos Beltrán, uno de cinco jugadores activos además de Ortiz que llegaron a Grandes Ligas a finales de la década de los 90. “Pero uno tiene que ser realista consigo mismo. Uno tiene que conocer su cuerpo y saber lo que tienes y lo que te queda. Y él sintió que lo que le quedaba era un año más”.

Esta es la 18ª temporada de Beltrán en Grandes Ligas. Así que mientras medita sobre cuándo decidir irse y terminar su carrera, expresa su admiración por un hombre que tuvo la sabiduría de tomar la decisión correcta en el momento correcto en el tiempo.

“Al final del día, uno quiere irse del deporte en una forma en que uno siga siendo productivo”, dijo Beltrán. “Él se va del deporte con una nota muy, muy alta. Y eso es increíble”.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.