Finales Tigres vs. AC, una batalla que data desde el torneo 1952

La tropa amarilla terminó con marca de 14 triunfos y cuatro derrotas en la serie semifinal, gracias al buen manejo que dio el dirigente Manny Acta a sus jugadores.

Finales Tigres vs. AC, una batalla que data desde el torneo 1952

SANTO DOMINGO.- Tigres de Licey y Águilas Cibaeñas inician este jueves la final del torneo de béisbol local, en una serie que reactivará la rivalidad entre los dos equipos más populares de la pelota criolla.

Estos dos equipos no se enfrentaban desde la campaña 2007-2008, cuando las cuyayas derrotaron a los felinos en ocho partidos (5-3), bajo la rienda de Félix Fermín.

Ambas tropas se han enfrentado en 19 finales, con diez coronas para los Tigres y nueve para los amarillos.

La serie, que iniciará en el estadio Cibao, en la ciudad de Santiago de los Caballeros (norte), luce equilibrada, debido al talento que exhiben ambos conjuntos.

Las cuyayas, representantes de la ciudad de Santiago, tienen en sus filas a jugadores del calibre de Jonathan Villar, Zoilo Almonte y Héctor Luna.

Además, cuentan con Francisco Peña, uno de los mejores receptores de la liga, el campocorto Johan Camargo, el antesalista Orlando Caliste, y el líder de bateo, Ronny Rodríguez, más el bate caliente de Ángel Franco.

Su baja más notable fue la del serpentinero cubano Francisley Bueno, quien sufrió una lesión en su brazo de lanzar.

Su lugar en la rotación lo llenará el boricua Efraín Nieves, un zurdo de 27 años de la liga de Puerto Rico.

En el sorteo de jugadores importados escogieron a uno de los mejores refuerzos de la liga, el antesalista Chesny Young (Leones del Escogido) y al lanzador Irvin Delgado.

Las cuyayas estarán detrás de su corona 21, para igualar con los bengaleses, que jugarán en su segunda final seguida y su número 35 en la historia del club.

La tropa amarilla terminó con marca de 14 triunfos y cuatro derrotas en la serie semifinal, gracias al buen manejo que dio el dirigente Manny Acta a sus jugadores.

En esa fase ganaron cinco de seis partidos frente a los bengaleses, que sin embargo, dominaron la serie regular contra las cuyayas, al vencerlas en nueve de diez.

De su lado, los Tigres (9 y 9) cuentan con jugadores de gran valía, como el antesalista Donavan Solano, quien fue uno de los mejores bateadores del conjunto, así como el receptor Austin Wynns.

Su principal jugador es el estelar Hanley Ramírez, pero éste tuvo que viajar a la ciudad de Boston, para cumplir compromisos con su equipo en las Grandes Ligas.

Sin embargo, los capitalinos alinearán a figuras como Anderson Hernández y el novato Sergio Alcántara, quien fue factor importante en la clasificación del equipo, debido a su buena defensa.

Otro jugador del que los azules esperan buen rendimiento es del estadounidense Jason Rogers, quien se ha desempeñado en los jardines y la inicial.

Además, cuentan con el veloz Engel Beltré, que siempre responde cuando el dirigente requiere de su servicio.

En el sorteo eligieron a los relevistas Austin Fleet (Leones) y Colt Hynes (Gigantes).

Su dirigente, Audo Vicente, espera que su pitcheo abridor responda, y la ofensiva despierte, para dejar atrás las trece blanqueadas que recibió el equipo en la temporada, cinco de ellas en la semifinal.

Hay mucho que contar en 19 finales entre las Águilas Cibaeñas y los Tigres del Licey a partir de su primer enfrentamiento en la última fase de un torneo invernal desde la temporada 1952, cuando aún se jugaba en el estadio La Normal. Ambos conjuntos han disputado un total de 128 encuentros en series finales.

El Licey tiene el control con marca de 67 victorias, mientras que las Águilas registran 61. En la década de los 50’, los Tigres y las cuyayas se enfrentaron en dos ocasiones, quedando ambos equipos con una corona por cabeza.

Se recuerda, que es a partir de 1955 cuando se comienza a jugar bajos luces con la inauguración, el 23 de octubre de ese año, del estadio Quisqueya. En los 60’, los azules y amarillos se enfrentaron en dos ocasiones, siendo los primeros los que mostraron mayor dominio al conquistar ambos cetros. En la década de los 70’, la balanza se inclinó a favor de las Águilas, quienes en cinco desafíos alzaron la copa en tres oportunidades. Luego, en los 80’, el equipo del Licey volvió con todos sus fueros ante el representativo de Santiago de los Caballeros al salir airoso en dos de tres confrontaciones.

Pero es en las últimas dos décadas (90’ y 2000) que el equipo amarillo demostró superioridad ante el combinado capitalino. Ganó cuatro de siete títulos invernales. Dirigentes con más coronas Félix Fermín encabeza un grupo de tres dirigentes con mayor cantidad de títulos en finales entre Águilas y Licey. Fermín conquistó tres cetros en las campañas 2004-05, 2006-07 y 2007-08, respectivamente.

El nativo de Mao, Valverde, es el capataz con más títulos invernales con una misma franquicia con cinco. Asimismo, condujo a las Águilas a tres coronas de Serie del Caribe. De su lado, Manny Mota llevó a los liceístas a la conquista de dos títulos ante los amarillos, también de forma consecutiva, en las campañas 1982-83 y 1983-84.

De igual forma, seis dirigentes dominicanos han estado presentes en serie finales entre Licey y Águilas: Ozzie Virgil, Manny Mota, Winston –Chilote- Llenas, Tony Peña, Rafael Landestoy y Félix Fermín.

Mientras que de los 19 mánagers que han estado en la final del torneo invernal entre ambos equipos, seis han dirigido en el béisbol de las Grandes Ligas: Vernon Benson (una temporada), Buck Rodgers (13), Johnny Lipon (1), Tom Lasorda (21), Bob Geren (5) y Peña (4).

En el caso de Peña, un exreceptor, conquistó el premio de “Dirigente del Año” (2003) con el equipo de los Reales de Kansas City.

Leave a Reply