Hace 18 años, un dominicano ayudó a Estados Unidos a sanar de su peor tragedia

El 11 de Septiembre de 2001 está marcado con tinta negra en la memoria de toda una generación y no se olvidará nunca; aquel martes Estados Unidos sufrió el peor ataque terrorista de su historia al impactar dos aviones en el World Trade Center de Nueva York y uno más en el Pentágono, provocando la muerte de casi 3 mil personas.

Aquel día, lo menos importante para todos los estadounidenses era sin duda el beisbol, por lo que el entonces comisionado Bud Selig canceló todos los partidos de MLB programados el 11 de Septiembre. Posteriormente, la temporada se pospondría toda una semana, siendo reanudada de nuevo el siguiente lunes 27.

Hay un caso muy especial que quedó grabado muy en el fondo en la memoria de todos los afcionados del beisbol, ya que en el primer juego de regreso de los Cubs de Chicago en el Wrigley Field, la entonces estrella del equipo, el dominicano Sammy Sosa salió con una pequeña banderita estadounidense, solidarizándose con el momento de duelo que vivía el país en aquel entonces.

A %d blogueros les gusta esto: