Lanzador dominicano Francisco Liriano es ingresado en hospital

Lanzador dominicano Francisco Liriano es ingresado en hospital

Texas.- La gran victoria conseguida por los Azulejos de Toronto en el segundo partido de la Serie de División de la Liga Americana que ganaron por 5-3 a los Vigilantes de Texas también les dejó la mala noticia del ingreso en un hospital de Dallas del relevista dominicano Francisco Liriano.

El lanzador zurdo sufrió un pelotazo en el cuellocuando se encontraba en el montículo en la octava entrada y aunque abandonó el campo por su propio pie luego ya en el vestuario le fue colocado un collarín en el cuello y llevado en camilla a un centro médico para observación.

Nadie dentro del equipo ha querido informar sobre el alcance de la posible lesión que sufrió Liriano que no pudo esquivar con la cabeza la línea conectada por el jardinero dominicano Carlos Gómez, aunque si evitó que la pelota le golpease en plena cara.

Después de recibir el pelotazo, Liriano salió caminando del montículo sin ayuda de nadie, mientras que Gómez mostró su preocupación y frustración por lo sucedido al correr a la primera base.

“La verdad que es duro ver lo que sucedió, pero lamentablemente forma parte del juego”, declaró Gómez al concluir el partido. “Lo único que deseo y espero es recibir buenas noticias y que esté bien”.

Liriano, que fue castigado con dos imparables y dos carreras limpias, en ningún momento pareció haber sufrido algún tipo de lesión grave, porque se manejo por si mismo tanto sobre el montículo, como cuando lo abandonó, se sentó en el “dugout”, habló con los compañeros y el manejador de los Azulejos John Gibbons, tomó agua y luego se fue a la sala de los preparadores.

“Cualquier tipo de lesión en la cabeza tienes que observarla con todo detenimiento”, destacó Gibbons tras concluir el partido. “Eso es lo que estamos haciendo en estos momentos, que los médicos tengan el control durante el proceso de observación”.

Todo los compañeros de Liriano, incluido el cerrador estelar mexicano Roberto Osuna, que le quitó la pelota para asegurar la victoria y quedarse con el rescate dijeron que era una situación de preocupación. “Eso nos puedo suceder a cualquiera de nosotros”, comentó Osuna. “Me siento mal por él, pero sé que todo va a estar bien”.

Los Azulejos se pusieron con la ventaja de 2-0 en la serie que disputan al mejor de cinco partidos y podrían cerrarla cuando el comingo disputen el tercer partido en su campo del Rogers Centre de Toronto, donde se traslada la competición

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.