Los Gigantes apuestan a que Wander Franco juegue

Los Gigantes apuestan a que Wander Franco juegue

Wander Franco solo tiene permiso para jugar un mes el próximo curso de la Lidom y con los bonos por las nubes que tiene en Estados Unidos puede que sea la única vez que se le vea uniformado en los diamantes dominicanos.

Poco importó esa proyección a la gerencia de los Gigantes para hacer del torpedero banilejo con linaje ligamayorista la primera selección del sorteo de novatos 2019.

Franco, sobrino de Erick y Willy Aybar, es el prospecto número uno del béisbol para MLB Pipeline, una condición a la que está acostumbrado, se siente cómodo y procura cumplir con las expectativas desde que tenía 12 años y los escuchas alucinaban, sin que de momento haga quedar mal a nadie.

“Es un mes, no sé si comenzando o durante la temporada, pero trataré de aprovecharlo al máximo y justificar el interés que puso el equipo en mí”, dijo Franco.

Los nordestanos, que escogían por cuarta vez como número uno tras 2002, 2006 y 2017, también tomaron talento con gran proyección como el jardinero Gilberto Celestino y el infielder José Miguel Fermín.

Las Águilas apostaron por lo más seguro, por el pelotero que promete larga carrera en la liga, Robel García, el utility que cautivó con su bella historia de perseverancia, fue tomado por los amarillos en el segundo puesto. Las cuyayas también consiguieron al infielder Freudis Nova, una de las grandes joyas de los Astros de Houston.

Los Toros se inclinaron por el torpedero Geraldo Perdomo de primero y sorprendieron con siete lanzadores en sus próximas rondas, una estrategia poco común, pues los equipos apelan a gastar sus primeros disparos en jugadores de la línea central.

Uno de esos brazos fue Wandisson Charles, escogido en la tercera ronda, un año después de que ingresó su nombre a la tómbola, pero ningún equipo se interesó en él. Este verano el derecho banilejo pasó de 11 a 62 entradas de trabajo con efectividad de 2.89, con 93 ponches, en Clase A y AA de los Atléticos.

Charles fue el único de los 15 que llegaron al sorteo por segunda vez que fue tomado.

El Escogido, que tomó de cuarto, no dejó pasar el pitcheo de Julio Rodríguez, el segundo jugador de más cotización en el sorteo. El jardinero de los Marineros y el campo-corto Otto López (Toronto) fueron las grandes adquisiciones escarlatas.

El Licey apostó por el gigante torpedero Ronny Mauricio, a quien en los Mets vislumbran como el seguro de vida del futuro, si bien sus números no terminan de arrancar. Los azules también tomaron al derecho Elvis Luciano, el primer jugador nacido en el siglo XXI que llega a la MLB.

Las Estrellas se inclinaron por el campo-corto Jeremy Peña, hijo del ex jugador Gerónimo, y luego por el lanzador de los Rangers Emmanuel Clase. Las selecciones de los equipos se hizo en base al lugar ocupado en la serie regular del torneo pasado. Si bien había 159 disponibles para escoger 96 fueron 94 los tomados, puesto que el Escogido cedió turnos a Gigantes y Licey.