Luis Castillo ahora busca establecerse en la rotación de los Rojos

Luis Castillo ahora busca establecerse en la rotación de los Rojos

GOODYEAR, Arizona — Los Rojos cuentan con varios lanzadores jóvenes que se están disputando puestos en la rotación y el bullpen después de sus temporadas de novato. El diestro Luis Castillo, de 25 años de edad, no tiene esa presión pese a que ha hecho apenas 15 aperturas a nivel de Grandes Ligas.

Lo que hizo el dominicano en esas aperturas que tiene asegurado un puesto en la rotación de Cincinnati y es el motivo por el que se le considera un as en desarrollo.

“Este muchacho tiene muchas cualidades que agradan”, dijo el capataz de los Rojos, Bryan Price, acerca de Castillo. “Por eso digo con confianza que, a menos que haya un fracaso total físicamente o en su actuación, no me imagino una situación en la que no estaría en nuestra rotación”.

Adquirido en enero del 2017 desde los Marlins a cambio del lanzador Dan Straily, Castillo dio el salto de Doble-A Pensacola al equipo grande de los Rojos el 23 de junio. En sus 15 aperturas, registró foja de 3-7 con promedio de carreras limpias de 3.12.

En 89.1 innings de labor, Castillo otorgó 32 boletos y ponchó a 98 bateadores.

“Estoy bien contento por esta temporada. Esta era mi meta. Quería empezar con el equipo”, dijo Castillo. “La clave es la confianza. Confío en que puedo hacer mi trabajo. Sé que voy a conseguir outs”.

Castillo llegó a la Gran Carpa con tres buenos pitcheos, incluyendo una recta de cuatro costuras con la que promedió 97.5 millas por hora, según Stacast, y fácilmente alcanza las 100 mph. Con su cambio, limitó a los bateadores contrarios a un promedio de .138. En los entrenamientos, Castillo también empezó a tirar un slider que perfeccionó en Pensacola con la ayuda del coach de pitcheo Danny Darwin.

“Una combinación especial de talentos le permite competir con los mejores de la liga e hizo mucho más que simplemente mantenerse a flote”, dijo Price. “Consideré que fue superior al resto de la liga en gran parte del tiempo que estuvo en el montículo por nosotros”.

Después de un mes en Grandes Ligas, Castillo incorporó un cuarto pitcheo, un sinker/recta de dos costuras.

El relevista de los Rojos Jared Hughes, quien es especialista en tirar el sinker, ha estado usando dicho pitcheo desde su niñez. Castillo agregó ese pitcheo a su arsenal y halló el éxito de inmediato.

Eso por lo general no sucede.

“Creo que eso habla de la gran confianza que tiene”, dijo Hughes. “Habla del instinto que tiene para el pitcheo. No todo el mundo puede hacer eso. Si experimento con un pitcheo nuevo, a veces pasan dos meses y no lo logró dominar. Castillo es un dotado. Tiene un gran instinto para el pitcheo. Su habilidad para dominar la recta de dos costuras de esa manera es una señal de lo que está por venir”.

Leave a Reply