Misa privada para familiares y amigos de José Fernández

Misa privada para familiares y amigos de José Fernández

Díaz volvió a la alineación, un día después de asistir a una ceremonia privada en Florida, en memoria de Fernández, su amigo de la infancia, quien falleció el domingo en un accidente de lancha.

El equipo no proporcionó detalles adicionales, más allá de difundir un comunicado en el que confirman la muerte del pitcher que ganó el premio al Novato del Año en la temporada de 2013.

José Fernández desertó de Cuba en bote en su cuarto intento siendo un adolescente, y cuando su madre cayó en el Canal de Yucatán durante la travesía, él se lanzó al agua y la rescató.

El nombre de la pareja del jugador es Carla Mendoza. Dos de los cuerpos fueron hallados debajo del barco y otro flotando en el mar.

“Parece que la velocidad fue un factor debido al impacto y lo fuerte del mismo”, agregó Veloz.

El dueño de los Marlins, Jeffrey Loria, el piloto del equipo, Don Mattingly, el entrenador de bateo, Barry Bonds y los jugadores del equipo, incluyendo su estrella el jardinero de origen puertorriqueño Giancarlo Stanton, vistieron camisetas blancas con la imagen de Fernández y las letras “RIP” (Descansa en Paz). Informaron que según datos del radar, la misma embarcación había transitado en repetidas ocasiones por la roca de piedra en el que se estrelló, y de donde salen los cruceros, en la zona conocida como Government Cut y South Pointe Park. “Lo que no podemos responder es cómo esto pudo haber ocurrido”.

Por la tragedia de una de las máximas promesas de sólo 24 años, los Miami Marlins anunciaron que se canceló el partido que iban a jugar este domingo con los Atlanta Braves por la Liga estadounidense de béisbol. Los cadáveres fueron rescatados horas después.

En el oficio religioso celebrado por el sacerdote José Álvarez, capellán de los Miami Marlins, en la iglesia católica de Saint Brendan, allegados y algunos jugadores pusieron de manifiesto las cualidades que convirtieron a este originario de Villa Clara (Cuba) en una figura del béisbol y un “súper ser humano”.

Sin dudas, con su pérdida, las Grandes Ligas perdió una de las grandes estrellas y un ejemplo de juventud.

A su vez, el comisionado de las Grandes Ligas de Béisbol Rob Manfred señaló que se hallan “impactados” y “entristecidos” por la muerte de Fernández.

Su última hazaña fue hace sólo pocos días antes de su fallecimiento cuando venció 1×0 a los líderes Nacionales de Washington con 12 ponches en ocho innings.

El jueves, funcionarios en Tampa dijeron que una camiseta que Fernández utilizó en la escuela secundaria se extravió después de una vigilia en la escuela. Fue seleccionado por los Marlins en la primera ronda del Draft de 2011 y debutó con el equipo en abril de 2013, donde rápidamente se convirtió en una de sus estrellas.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.