“Quería dejarle un regalo a la Fanaticada del Licey”, Jurrjens

“Solo hemos empatado la serie”, Urueta

“Quería dejarle un regalo a la Fanaticada del Licey”, Jurrjens

SANTO DOMINGO – Jair Jurrjens nunca había lanzado un día de su cumpleaños y la ocasión resultó muy especial. Tiró más de seis entradas de tres hits para que los Tigres del Licey igualaran 2-2 la final de 2018 al mejor en siete partidos con su acérrimo rival Águilas Cibaeñas.

“Es la primera vez que tengo la oportunidad de lanzar en mi cumpleaños y sabiendo que quizás será mi último juego pitcheando aquí este año, quería dejarle un regalo a la fanaticada del Licey”, dijo el diestro curazoleño.

En su onomástico 33, el abridor azul cumplió con desparpajo una faena de 6.1 entradas de tres hits, una carrera inmerecida, una base por bolas y un  ponche. Efectuó  90 lanzamientos, 56 sobre el plato y contó con un apoyo ofensivo tempranero en una abultada victoria 10-1 carreras.

Habló de la mezcla de pitcheo utilizada para los 23 enfrentados, que incluyó pocos lanzamientos rápidos al  principio, más bien sinker y recta cortada, más tarde cambio y rectas, para tratar de sacar outs con la menor cantidad de lanzamientos posible.
Recordó que no es un lanzador ponchador, sino de localizar, quiso tirar por el medio y hacer los ajustes para que los contrarios mismos se sacaran de out.

Sobre su gran actuación en los dos partidos que ha lanzado, luego de un buen descanso, indicó que el mismo no fue planeado, sino que estuvo lesionado y el descanso fue obligado.

Recordó que ya tiene muchos años de trabajo, que conoce su cuerpo, se sabe cuidar y que en definitiva, necesitaba un descanso.

El dirigente Luis Urueta, aseguró, que cuando fue a sacarlo todavía le quedaba para seguir lanzando y que quería seguir, pero consideró que ya llevaba lanzamientos y que dejarlo innecesario, ya que siempre considera que lo principal en la integridad física del jugador.

“Solo hemos empatado la serie”, Urueta

“Solo hemos empatado la serie, no hemos ganado nada”, proclamó el dirigente de los Tigres del Licey, Luis Urueta, luego de la victoria por paliza 10-1 contra las Águilas en el cuarto partido de la final 2017-18 del béisbol invernal dominicano.

“Hay que mantener la humildad y jugar duro”, señaló el capataz colombiano, que este martes tendrá una prueba de fuego al frente de los felinos, cuando deba disputar doble jornada en territorio enemigo, Santiago. Cualquiera que gane los dos se convertirá el campeón del torneo José Manuel Busto.

“Es mi trabajo mantener a nuestros jugadores sabios”, expuso Urueta sobre el reto del martes y luego de la situación dada por un bolazo al bateador designado Yermín Mercedes en el juego que supuso una igualada a dos triunfos.

Sobre el pitcheo

Urueta confirmó que el diestro Brian Evans será el lanzador del primero del doble partido y que el segundo está por definir, pero sería Alexis Candelario.

Informó que Lisalverto Bonilla tiene un problema contractual con su organización en Estados Unidos (Cincinnati) y sería cuestión de obtener  permiso para que pueda lanzar el martes o en un posible séptimo partido, que sería el último.

El dirigente de los Tigres habló del uso de los lanzadores relevistas durante del doble encuentro crucial de este martes, porque no todos están disponibles para hacerlo en ambos.

“Los relevistas que usemos seguramente será pensando en eso”. Dijo que uno de esos casos será César Valdez, el que pensaba utilizarlo el lunes después de Jair Jurrjens, pero éste se mantuvo hasta el sexto y no fue posible.

Dijo que Valdez sería uno de sus brazos en el bullpen, pero solo sería utilizado en uno partido y lo mismo ocurriría con el cerrador Jairo Asencio.

Expuso que Asencio tiene acostumbrado a salir a sacar cinco outs en un salvamento, pero sería difícil que lo utilice en un segundo para sacar tres. “Hay que ser bien cuidadoso a la hora de utilizar a los muchachos”.

 

Leave a Reply