RD está en pelota; torneo ya es expectativa

El torneo de béisbol de 2017-18 comienza el próximo viernes en el Estadio Quisqueya de la Capital.

RD está en pelota; torneo ya es expectativa

República Dominicana está en pelota de nuevo. Justamente en una semana –el próximo viernes 13- arranca el torneo de béisbol invernal dominicano, que ya tiene al país en total expectativa. Es que cuando está de por medio Tigres del Licey, Águilas Cibaeñas, Leones del Escogido, Gigantes del Cibao, Estrellas Orientales y Toros del Este, los dominicanos se unen a través del lenguaje del béisbol.

Estos seis equipos saldrán a buscar la poltrona en la edición número 64 del torneo, que comenzó en 1951 en el Estadio La Normal, cuando se jugaba pelota de día. Desde ese año hasta la fecha ha pasado de todo y un poco más en la Liga Dominicana de Béisbol (Lidom), incluidas dos etapas de expansión, un torneo que no concluyó (1961-62), campeonatos que no se celebraron (1962-63 y 1965-66), y un evento que solo se jugó con cuatro equipos (1998), en vez de seis, por los estragos que causó el Huracán George en la zona Este del país.

La primera expansión se dio para la contienda de 1983-84, con la entrada de los Azucareros del Este y los Caimanes del Sur, escuadra que solo se mantuvo por tres temporadas. Ese torneo lo ganó Licey y fue el segundo de una cadena de tres. Los Caimanes salieron del certamen sin ganar un campeonato y los Azucareros se hicieron de los títulos en los montajes de 1994-95 y 2010-11, en esta ocasión bajo el actual nombre de los Toros.

La segunda expansión se produjo en 1996, con la inclusión de la franquicia Pollos del Cibao, hoy Gigantes del Cibao. Ese certamen fue de las Águilas, que comenzaban una racha de tres campeonatos. Los Gigantes tardaron menos de una década para lograr la corona. Llegó en 2015. El viernes, a las 8:00 de la noche, en el emblemático Estadio Quisqueya, abrirán la temporada Tigres y Águilas, los protagonistas de la que es la rivalidad más connotada en estos momentos, a pesar de que los cibaeños suman nueve torneos sin coronarse.

Licey posee 22 títulos y es el reinante campeón, las Águilas tienen 21, pero la era es de los Leones, franquicia que ha conseguido tres títulos en los últimos seis certámenes y cuatro de los anteriores ocho.

Estos logros de la tropa escarlata han llegado con el expelotero Moisés Alou al frente de la oficina de operaciones de béisbol, y parecen superlativos cuando se menciona el hecho que esa franquicia permaneció 17 temporadas sin levantar el trofeo.

Esa fue la segunda racha negativa más larga en la historia del béisbol criollo detrás de la de las Estrellas, que se mantiene casi 50 años después. El equipo de San Pedro de Macorís no ha sido el monarca desde la estación de 1967-68.

El torneo de 2017-18 tiene la particularidad de que llevará a cabo sin Leonardo Matos Berrido al frente de Lidom por primera vez en 26 años.

Vitelio Mejía, con apenas seis años en la plana mayor de la liga, sustituyó en el cargo a Matos Berrido, y ha sido insistente en la intención de frenar el éxodo de fanáticos de los estadios, un fenómeno que ha ido en crecimiento.

Leave a Reply