Round Robin mantiene el nivel de expectativas en Lidom

Resultados. El desarrollo de los juegos con diferencias minímas en el marcador ha sido la tendencia en esta semifinal.

Round Robin mantiene el nivel de expectativas en Lidom

La semifinal de la Liga Dominicana de Béisbol Profesional (Lidom) constituye una lucha entre todos los equipos, como lo establece el término por el cual es conocido: Round Robin o todos contra todos. Y como era de esperarse, unos estarán arriba en la tabla de posiciones y otros estarán abajo, pero por cómo se han desarrollado los partidos hasta ahora, cada jornada ha sido una verdadera batalla en el terreno de juego.

Lo importante para el espectador y los equipos son las victorias, pero el triunfo suele ser más celebrado o disfrutado cuando es fruto de una dura competencia, y eso justamente es lo que ha ocurrido en los primeros 14 partidos que se han disputado de esta semifinal, antes de la jornada de este miércoles.\

Toros del Este (5-2), Leones del Escogido (4-3), Estrellas Orientales (3-4) y Tigres del Licey (2-5), han brindado un verdadero espectáculo de competitividad en el terreno, algo que se evidencia en el hecho de que nueve de estos primeros 14 partidos, en la sumatoria de cada uno de los juegos que ha disputado cada equipo, se han definido por tres o menos carreras, lo que constituye el 64.2 de los encuentros que se han disputado, lo que a su vez expone que el derrotado tuvo una novena entrada con oportunidad de empatar y el ganador con la necesidad de emplear a su cerrador o de enfrentar una situación de salvamento.

De esas nueve victorias por margen de tres carreras o menos, ocho se consiguieron por ventaja de dos vueltas y cuatro por diferencia de una carrera.

Los Toros del Este, quienes encabezan el standing de esta etapa del torneo, son los que mejor han aprovechado esta situación, ya que cada una de las cinco victorias que han registrado, lo han hecho con una ventaja de tres carreras o menos, es decir, que han tenido que emplearse a fondo para defender esa ventaja mínima, y que sus bateadores han respondido en momentos claves, como por ejemplo el pasado 20 de diciembre, cuando Teoscar Hernández disparó un cuadrangular en la novena entrada para dejar en el terreno a los Tigres del Licey, en una victoria 9-8 del equipo romanense.

Esa misma noche Fernando Tatis III quebró un empate a dos carreras en la decimoprimera entrada con un cuadrangular para comandar el triunfo de las Estrellas Orientales 4-2 ante los Leones del Escogido, siendo éste uno de los dos encuentros que se han definido en entradas extras en esta semifinal.

Otro ejemplo de lo competitivo que ha sido este espacio de juego, en busca de pasar a la final, lo constituyen los Tigres del Licey, quienes a pesar de tener el peor record en lo que va de contienda, tres de sus cinco derrotas han sido por diferencia de dos carreras o menos y una de sus dos victorias fue por marcador de 3-1 ante los Leones.

Sin importar quién esté arriba o debajo en el marcador, los juegos cerrados (tres o menos carreras de ventaja) mantienen al espectador pendiente del resultado y garantiza el éxito de un deporte espectáculo como el béisbol profesional.