Culiacán, a la Serie del Caibe; Tomateros se corona en el Pacífico

Culiacán, a la Serie del Caibe; Tomateros se corona en el Pacífico

TORREÓN, COAH.- Alfredo Amézaga conectó imparable dentro del cuadro que remolcó la carrera de la diferencia en la duodécima entrada de un emocionante séptimo juego de la serie final de la Liga Mexicana del Pacífico, donde la pizarra terminó 6-4 favorable a los Tomateros de Culiacán sobre los Mayos de Navojoa en el estadio Manuel “Ciclón” Echeverría de Navojoa, Sonora.

Luego de que Sergio Mitre colgó la primera argolla del juego, los Mayos lo “rasparon” con una carrera en el segundo inning: con dos fuera, el cátcher Fernando Flores recibió base por bolas en sólo 5 lanzamientos, seguido por Diego Madero que conectó imparable hacia el jardín central. Llegó entonces Leo Heras que ha estado apagado durante la postemporada, pero respondió al estar en la cuenta de 2 bolas y un strike, para depositar la pelota de hit en el bosque central, llevando a Flores hasta el pentágono con la carrera de la quiniela.

El zurdo estadounidense Tyler Alexander mantuvo a raya a la ofensiva de los Tomateros durante el primer tercio del juego, sin permitir que siquiera le pisaran la tercera almohadilla. Pero al abrir el cuarto rollo, llegó el ataque de los Guindas para no solamente empatar, sino incluso darle la vuelta al score: “La Pesadilla” Justin Greene abrió fuego con tremendo doblete por el jardín central, Sebastián Elizalde lo llevó a la antesala con un elevado al prado de en medio y acto seguido, Joey Meneses pescó una recta para poner la pelota detrás de la barda del bosque izquierdo, dando “de golpe y porrazo” la ventaja al equipo culichi.

Tras una interrupción ocasionada por fallas en la energía eléctrica que propició un “apagón” en el estadio, las acciones se reanudaron para beneplácito de los aficionados que realizaron un tremendo lleno. Luego de conseguir 2 outs, Mitre volvió a bajar la guardia y pagó el precio, ya que entregó pasaporte a Álex González y enseguida apareció Jesús “Jesse” Castillo para conectar un tremendo cañonazo por todo el jardín de la derecha que desapareció en los bleachers, cuadrangular de dos carreras que dio una nueva voltereta y desató la locura en el graderío.

 

Los Guindas siguieron luchando y consiguieron igualar el score durante la apertura del séptimo capítulo, cuando llenaron la casa con 2 outs ante pitcheos de Isidro Márquez hijo, a quien Greene le pegó un batazo de botes altos por el campo corto, consiguiendo el imparable dentro del cuadro y haciendo anotar a Ronnier Mustelier la carrera del empate.

El drama se guardó para la octava tanda, en la que el zurdo Derrick Loop entró a relevar por Culiacán y ponchó a su primer enemigo, pero enseguida llegó “Jesse” Castillo para nuevamente volarse la barda del derecho con otro monumental tablazo que puso en ventaja a los dueños de casa y colocó a los Mayos en la antesala del título.

Lejos de darse por vencidos, los Tomateros atacaron al cerrador Daniel Moskos durante el cierre de la novena tanda, llenando la casa con boleto al emergente José Guadalupe Chávez, doblete de Maxwell León y base por bolas intencional a Greene, elevando Sebastián Elizalde por el derecho para que Chávez anotara en “pisa y corre” la del empate. Muy tensos se tornaron los extrainnings y no presentaron movimiento en el score, fue hasta la entrada 12 cuando Culiacán se colocó a 3 outs de la victoria, anotando Meneses tras batazo del veterano Amézaga que se convirtió en infield hit.

Todavía Jonathan Aceves elevó profundo al central y aprovechó Andy Wilkins para anotar la sexta carrera visitante. Ante eso, los Mayos no tuvieron capacidad de respuesta y el cerrador Chad Gaudin consiguió los últimos tres outs para asegurar la victoria de Culiacán, franquicia que gana su undécima corona de la Liga Mexicana del Pacífico y se convirtió en el representante de México para la Serie del Caribe 2018.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.