La MLB sube listón para reclutar los prospectos latinos

Las inversiones por encontrar en Latinoamérica el próximo David Ortiz, Miguel Cabrera o Robinson Canó o Pedro Martínez se han quintuplicado en la última década hasta llegar a US$67.4 millones en 2015.

La MLB sube listón para reclutar los prospectos latinos

SANTO DOMINGO. Pablo Peguero, que escautea desde 1984, firmó para los Dodgers a Raúl Mondesí y Adrian Beltré con escasas informaciones, basado en proyecciones, pero hoy, para que los Gigantes les autoricen cualquier fichaje debe presentar una amplia documentación donde lo justifique basado en seguimiento. Lo mismo exigen a Eddy Toledo, descubridor de José Reyes y Nelson Cruz para los Mets en los 90, que ahora trabaja para los Marineros.

En 2004, las 30 organizaciones de las Grandes Ligas destinaron US$12.8 millones para reclutar 440 prospectos dominicanos, entre ellos US$35 mil por Johnny Cueto. Este año fiscal (2016-2017), que arrancó el dos de julio, sólo los Padres de San Diego han autorizado bonos que superan los US$8 millones para criollos.

Las inversiones por encontrar en Latinoamérica el próximo David Ortiz, Miguel Cabrera o Robinson Canó o Pedro Martínez se han quintuplicado en la última década hasta llegar a US$67.4 millones en 2015. Pero este aumento vino acompañado de exigencias por un producto más terminado, con una identidad depurada y con un récord de desempeño que justifique tales desembolsos.

Ahora los jóvenes dominicanos deben demostrar en el terreno el enorme potencial que venden sus entrenadores. Pero como el béisbol se expande, el talento debe exhibirse ante sus otros competidores, especialmente Venezuela, Panamá, Colombia y Cuba.

La International Prospect League (IPL), un circuito que nació en 2011 como plataforma de evaluación de jugadores, expandió en 2015 sus tentáculos hacia Venezuela para juntar el talento de los dos principales productores de jugadores en una vitrina que determine el valor de cada uno.

De ahí que entre martes y jueves, 40 jugadores del continente se exhibieron en el estadio Quisqueya ante centenares de escuchas, asistentes de gerentes generales y otros altos ejecutivos, de cara al mercado de fichaje que se abrirá en julio del próximo año.

“Lo que buscamos es poner a los mejores jugadores en un escenario, aquí se han presentado más de 400 scouts, solamente para ver el mejor talento que se pueda encontrar. Siempre hemos tenido el talento, ahora estamos compitiendo con los mejores de América Latina”, dijo Laurentino Genao, cuya familia operó los Gigantes del Cibao, y en la actualidad funge como directivo de la IPL.

José Luis Montero dirige la IPL en Venezuela. Trajo los que considera mejores 20 prospectos de una evaluación que abarcó 90 programas. La situación política que atraviesa el país sudamericano limita el acceso de tantos escuchas y ejecutivos a un evento.

“Traerlos acá nos da esa oportunidad de presentar esos jóvenes con grandes talentos ante toda estas personalidades y al mismo tiempo ponerlos a competir en un mismo escenarios de una manera sana las organizaciones determinarán quienes son los peloteros que a ellos más les convienen”, explicó Montero.

Amaurys Nina, presidente de la IPL, cree que este paso marcará un precedentes por la forma en cómo evoluciona el reclutamiento. “Estos jugadores tienen 15 años, los equipos quieren tener un récord de todos los peloteros, mientras más lo ven tienen una mejor idea de lo que ellos quieren firmar. Cuando usted va a hacer una gran inversión usted quiere verlo bien”, dijo Nina.

La prueba sirve a los equipos para actualizar sus bases de datos sobre los jugadores que sigue. En noviembre vuelven a verse con otros prospectos de cara a los fichajes del próximo año. [email protected]
Un mercado que se mueve
 
4 El mayor flujo de peloteros cubanos al mercado internacional, un despegue en la producción puertorriqueña y el crecimientos de países no tradicionales como Colombia y las Antillas menores ha creado una nueva competencia para dominicanos y venezolanos que les requiere dar más. “Hasta hace cinco años, uno veía los muchachos en prácticas y teníamos que decidir si firmarlos o no, los muchachos no jugaban tanto béisbol, uno tenía que adivinar porque lo veía practicando mucho, no en juego, las cosas han cambiado mucho”, explicó Peguero.
Inversión quintuplicada
 
29 mil: Dólares fue el bono promedio que recibieron los 440 prospectos firmados en el año 2004.

166 mil: Dólares fue la media que se entregó a los 404 jóvenes criollos que fueron reclutados durante 2015, de acuerdo con

Deja un comentario