“Palabras mágicas” inspiraron a los Cachorros en el Juego 7

"Me encanta cuando los peloteros se reúnen, pero yo odio [organizar] reuniones", explicó Maddon. "Sé que conversaron y que el tema fue 'nosotros nunca nos rendimos, nosotros nunca nos rendimos"'.

“Palabras mágicas” inspiraron a los Cachorros en el Juego 7

CLEVELAND – La mayoría de las veces, un juego de pelota se decide con un batazo kilométrico o un pitcheo de altos quilates. Pero el triunfo de los Cachorros de Chicago para coronarse campeones de la Serie Mundial del 2016 bien pudo haber sido sellado por las “palabras mágicas” de uno de sus veteranos.

Varios de los peloteros de los Cachorros se refirieron a ese momento clave del Juego 7 frente a los Indios de Cleveland y quizás el relevista dominicano Pedro Strop fue el que describió mejor ese momento clave, una vez se produjo el desenlace positivo para su equipo en el partido del miércoles.

“Fue una reunión de equipo y [Jason] Heyward lo formó todo”, describió Strop del momento que se produjo cuando los peloteros de los ahora campeones mundiales esperaban que se reanudase el juego interrumpido por lluvia. “Habló muy bonito.

“Nos dio palabras de motivación muy lindas, que nos dieron la fuerza y el valor para salir allá afuera a batallar en el terreno para ganar el juego”, recordó Strop. “Inmediatamente, la lluvia paró y todos salimos con la energía que él sugirió que usáramos”.

La historia de la pelota es rica en esos instantes en que un pelotero puede inspirar al resto de su grupo con la fuerza de su verbo enérgico. Una de las coronas recientes de los Gigantes de San Francisco, por ejemplo, fue prácticamente definida fuera del diamante gracias a la motivación recibida por la novena debido a las palabras de aliento del jardinero Hunter Pence.

“Había parte del equipo que se veía como derrumbado, un poco como decaído”, admitió Strop. “Vivíamos la situación de que teníamos una ventaja amplia y de un momento a otro se nos fue de las manos.

“Lo que nos dijo Heyward significó un momento clave para que pudiéramos recuperarnos”, comentó Strop. “Nos hizo recordar que todo el año tuvimos un equipo positivo, que nunca se daba por vencido hasta el out 27. Pensábamos que el partido se nos iba de las manos, pero [tras la reunión] comenzamos a jugar de nuevo con mucha energía”.

El manejador de los Cubs, Joe Maddon, que para ese momento examinaba mapas para tratar de enterarse de las condiciones del tiempo, sí se dio cuenta de que los peloteros estaban reunidos cerca de la sala de pesas y se alegra mucho de que todo eso derivase en un resultado positivo.

“Me encanta cuando los peloteros se reúnen, pero yo odio [organizar] reuniones”, explicó Maddon. “Sé que conversaron y que el tema fue ‘nosotros nunca nos rendimos, nosotros nunca nos rendimos”‘.

El Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, Ben Zobrist, estuvo de acuerdo en revelar el contenido de aquella reunión “mágica”.

“Nos acentuó [Heyward] que vamos a olvidar lo ocurrido en este juego hasta ahora”, puntualizó Zobrist que precisó que su guardabosque derecho les dijo ‘Aún tenemos mejor equipo, vamos a decidir esto, vamos a ganar’ y todos, como un solo hombre, reaccionaron como el mismo grupo fuerte que tuvimos todo el año”.

De manera que se dice que la pluma es más fuerte que la espada, pero en este caso las palabras de un veterano revivieron a un coloso a la hora buena para que sacara a relucir su verdadera fuerza y ganase la Serie Mundial con su victoria por 8-7 en 10 episodios frente a los Indios de Cleveland.

Deja un comentario