227 años sin ganar el título de las Series Mundiales

Los playoffs de la MLB reúnen a Chicago Cubs, Cleveland Indians, Los Ángeles Dodgers y Toronto Blue Jays que suman una sequía que supera los dos siglos y contradice la lógica.

227 años sin ganar el título de las Series Mundiales

La enorme y peleada victoria de los Dodgers en un encuentro de más de cuatro horas y media y en el que la estrategia de ambos técnicos jugó un papel esencial (y la excelsa bola curva de Kershaw, claro), selló definitivamente el cuadro de aspirantes al cetro mundial del béisbol. Toronto Blue Jays, Cleveland Indians, Los Angeles Dodgers y Chicago Cubs pelearán por un título que hace ya demasiado tiempo que no consiguen levantar. Exactamente la friolera de 227 años entre los cuatro.

El que menos tiempo hace que no lo consigue son los Toronto Blue Jays (23 años), cuya última aparición por las Series Mundiales data de 1993, año en que conquistaba su segundo y último título (el primero lo lograba el año anterior) ante losPhiladelphia Phillies, con un equipo en el que figuraban nombres como Roberto Alomar, Paul Molitor, Joe Carter o John Olerud. Desde entonces apenas han tenido demasiado éxito en una división siempre comandada por la rivalidad entre los poderosos New York Yankees y los Boston Red Sox. Baste decir que desde entonces estos dos equipos han conseguido el triunfo hasta en ocho ocasiones, lo que nos da una idea muy clara de lo complicado que es ganarse un puesto en postemporada en la División Este de la Liga Americana.

Por detrás de los canadienses en tiempo de espera aparecen Los Angeles Dodgers(28 años), el equipo con mayor presupuesto de la MLB (en dura competencia con los Yankees) y que año tras año se queda en el camino, a pesar de tener un plantel plagado de estrellas. La última vez que los californianos se proclamaron campeones de las Grandes Ligas fue en 1988, aún con Fernando Valenzuela en el montículo, pero fuera de la postemporada por lesión. Todavía se recuerda el famoso bambinazo de Kirk Gibson en la última entrada del primer partido de esa serie ante los Oakland Athletics, cuando ya mucha gente abandonaba el estadio para evitar las siempre largas colas de salida del estadio. Y es que si algo nos ha enseñado el béisbol es que no se puede perder la esperanza nunca, y a eso se agarran los Dodgers este año tras su remontada y agónica victoria sobre los Nationals y con una rotación titular plagada de lesionados.

Cleveland (68 años) está de enhorabuena. Por fin han dejado de ser el hazmerreir del resto de capitales norteamericanas gracias a Lebron James y los Cleveland Cavaliers, que pusieron fin a una sequía que databa de 1968, último año en el que un equipo de la ciudad del estado de Ohio había conseguido un título profesional (concretamente los Browns de la NFL). Este año los de Terry Francona se han propuesto rubricar este gran año para la ciudad con un título que no levantan desde 1948. Desde entonces han jugado (y perdido) las finales de 1954 (4-0 ante New York Giants), 1995 (4-2 ante Atlanta Braves) y 1997 (4-3 ante Florida Marlins). Pero quieren que este sea su año, amparados en una rotación que no está echando de menos a los lesionados y que se ha mostrado terriblemente efectiva a la hora de frenar a las ofensivas rivales.

Sin duda el caso más singular no solo de este cuarteto sino de toda la MLB es el de losChicago Cubs (108 años), acumulando ellos solitos casi tantos años de espera como los otros tres conjuntos solos. Y es que, a pesar de haberse hecho con el título de la Liga Nacional hasta en 16 ocasiones, sólo en 1907 y 1908 fueron capaces de levantar el título de las Series Mundiales, en ambos casos ante los Detroit Tigers. Para hacer aún más daño, su última aparición en estas series se remonta a 1945, acumulando desde entonces una larguísima racha de derrotas y malos resultados que les han hecho merecedores del sobrenombre de “los adorables perdedores”. De todos es conocida la famosa maldición de la cabra y su supuesta influencia en la nefasta andadura de los de Illinois por el mundo del béisbol desde aquel año. Los Cubs son el equipo favorito de todo el mundo y cualquier aficionado cuyo equipo no esté jugando en postemporada sin duda va a apoyar a los de Chicago. Este año son losmáximos favoritos al título, tienen la mejor rotación de la postemporada, un ataque demoledor y vienen avalados por el mejor récord en la liga regular, así que puede que este sea el año en que la maldición llegue a su fin, como en su momento acabó la del Bambino para los Red Sox.

227 años de espera para cuatro equipos. Tres de ellos seguirán acumulando guarismos en su listado particular mientras que para el cuarto se acabará una larga racha de penurias y sufrimientos. Y todo empieza hoy. ¿Te lo vas a perder?

Deja un comentario