Mel Rojas se gana espacio por merito propio

Tras iniciar en la banca, su producción y defensa lo mantiene en alineación

Mel Rojas se gana espacio por merito propio

Luego de una temporada en la que lideró a los Tigres del Licey en jonrones (6) e impulsadas (19), Mel Rojas Jr. comenzó esta viendo los juegos desde la banca.

Del abundante talento que tienen los felinos en el outfield, el dirigente Pat Kelly alineó en los primeros encuentros de octubre con Rymer Liriano (LF), Andrew Applin (CF) y el novato Jorge Bonifacio (RF).

Rojas Jr. no bajó la cabeza, un consejo que frecuentemente reciben los peloteros cuando la brisa no sopla a su favor, y se mantuvo trabajando fuerte en todos los aspectos de su juego.

De alguna manera ello trastornó, momentáneamente, los planes iniciales del jardinero de 26 años, quien se había propuesto poner buenos números en esos

primeros choques para estar en una buena posición “cuando lleguen los caballos,como decimos aquí”.

-Pero, tu eres uno de los caballos del equipo-,  se le señala.

“No parece porque comencé en la banca”, responde el espigado pelotero de 6-3 de estatura y 225 libras de peso, quien está claro en que se ha ganado cada minuto de juego que recibe.

Buena producción
“Pero no bajé la cabeza, me mantuve ¥ready¥ siempre para aprovechar la oportunidad cuando me llegara”, declara el jugador de 25 años, quien antes del encuentro de anoche contra los Toros del Este tenía average de .302, con un cuadrangular y 14 remolcadas.

Las 14 remolcadas que acumula en solo 22 partidos, lo colocan en la tercera casilla, detrás de 17 del aguilucho Juan Carlos Pérez y de las 16 de Rhys Hoskins, de los Gigantes del Cibao.

“Las cosas están saliendo bien y voy a seguir dando lo mejor de mi”, subraya Mel, a menudo utilizado como cuarto y quinto bate por el manager Kelly tras relegar a la banca al importado Applin.

Atribuye a la regularidad la buena actuación ofensiva que está teniendo con el conjunto azul.

Señala que resulta difícil producir cuando se está con frecuencia en la alineación.

“Ni en Grandes Ligas se les exige mucho batea a los sustitutos. Lo que más se les pide es que sean buenos a la defensa”, explica.

“Mel Rojas es un pelotero con muchas cualidades, que conoce la liga, que se sabe manejar y está aprovechando las oportunidades”, expresó el coach de banca Héctor –La Manta– de la Cruz, el primer dirigente que tuvo en el torneo 2013-2014 cuando debutó con las Estrellas Orientales.

“Lo suyo era un asunto de tiempo para que se convirtiera en un respetado jugador por mucho tiempo en esta liga”, puntualiza De la Cruz.

Leave a Reply