Emergen carencias de béisbol cubano tras fiasco en Clásico

Emergen carencias de béisbol cubano tras fiasco en Clásico

Tenemos situaciones que se deben resolver cuanto antes para elevar el nivel del béisbol en Cuba, enfatizó hoy el mánager Carlos Martí, tras quedar eliminado del IV Clásico Mundial con humillante derrota por 1-14 ante Holanda.El estratega reconoció que hay mucho que hacer para mejorar el béisbol en la isla, donde pululan los problemas técnicos, los lanzadores necesitan mejor (y más moderna) preparación y se deben pulir varios detalles defensivos.

Si me detuviera a enumerar las deudas de la pelota cubana estaríamos hablando largo rato, manifestó en un aparte con la prensa nacional.

Más adelante remarcó que el área de los lanzadores de Cuba no está al nivel del Clásico, algo notable si recordamos que ningún serpentinero tuvo un torneo excelente en todas sus presentaciones.

De la manera más cruel posible, Holanda sepultó los sueños de Cuba en el IV Clásico al imponerse hoy por paliza de 14-1, KO en siete entradas, con despliegue ofensivo de cuatro jonrones y un elevado porcentaje de conexiones con fuerza.

Martí fue claro: Nuestro pitcheo de primera línea fue bateado fácilmente por los holandeses, quienes demostraron en el terreno estar en un nivel de calidad superior.

Cuba hizo un partido muy malo desde todos los puntos de vista, recalcó.

Aprovechó la situación para promover la candidatura de Holanda al trono del Clásico Mundial, una variante bastante subjetiva e improbable si recordamos que los favoritos de la mayoría de los expertos son Dominicana, Estados Unidos, Puerto Rico y Japón.

Holanda tiene muy buen equipo, tiene buenos pitchers y bateadores que le pegan a la bola con una fuerza tremenda. Pueden ganar el campeonato. Junto a Estados Unidos, Dominicana -campeón vigente- y Japón son los favoritos, explicó el director cubano.

Asimismo, enfatizó una y otra vez que “Cuba logró su objetivo inicial, que era clasificar a la segunda fase”, aunque “pensamos que podíamos llegar a Los Ángeles (a las semifinales) y no lo logramos”.

El elenco de las cuatro letras finalizó así su actuación en el IV Clásico Mundial.

Luego de superar la primera etapa con balance de dos victorias y una derrota, los cubanos perdieron los tres duelos de la segunda fase, por 1-4 contra Israel, 5-8 ante Japón y 1-14 frente a Holanda, en uno de los peores performances que se recuerdan en la historia del béisbol de la mayor de las Antillas.

Por tercera ocasión consecutiva, la selección caribeña es incapaz de acceder a la ronda semifinal, a la cual solo clasificó en una ocasión, específicamente en la edición fundacional, en 2006, cuando terminó en segundo lugar.

Leave a Reply